Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

jueves, 24 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Uno de los post más populares del blog fue el que llamé “Ídolo”, haciendo alusión a Jesús como ejemplo de Liderazgo.

Hoy, para celebrar su nacimiento, quiero destacar el verdadero sentido de la Navidad: El conectarnos con los demás y con uno mismo por medio del Amor. Y por Amor no me refiero al término “romántico” que se le otorga, sino como la acción de aceptar a los otros como un par, como un legítimo otro, con aceptar nuestras diferencias y a pesar de ellas, poder vivir en un gran respeto.

Amar no es un sentimiento. Como todo verbo, Amar es una acción que se decide o no realizar. En este sentido, amar implica que soy libre de querer respetar, valorar o estar con alguien, y no por un sentimiento por el que me “nace” hacerlo.

Ya el mismo Jesús lo decía, “¿qué valor tiene amar a los que aman”?

El verdadero Amor está en ser capaz de amar a nuestros enemigos, e insisto, amar en el sentido de esforzarme por respetar, desearle y hacer el bien a mis “desconocidos”.

Luego, que mejor regalo que darle una sonrisa al chofer del Transantiago, de saludar cortésmente a la cajera del supermercado, de tener compasión y no lástima por el que sufre.
Jesús nos regaló su vida entera… …en esta Navidad, regalemos al menos, una sonrisa.

¡FELIZ NAVIDAD!

3 comentarios:

Ignacio Fernández dijo...

Felicidades para ti Rodrigo. Amor, horizontalidad, legítimo otro, respeto, GPS interior, conexión con lo superior, como es adentro es afuera. Todos son matices irradiantes de la Luz, con el Amor al centro.

Un abrazo y te deseo un 2010 expansivo y cosechador.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Gracias Ignacio,
y mucho éxito para ti también en el2010... ...el MPO por lo que supe, ya es un éxito en convocatoria, ¡felicitaciones!

María Inés dijo...

Querido Rodrigo, hoy escuché en la radio, algo que me hizo mucho sentido con respecto al otro, al próximo, amigo, enemigo, rival etc. y es verlo como un complemento, de lo que yo tengo ó carezco. Cariños, Mané