Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

lunes, 29 de diciembre de 2008

Liderar para mejorar la Educación (Parte II)

A partir del primer post que escribí sobre la Educación, fueron varios quienes me dieron ideas o simplemente comentarios. El factor común: "La Educación es un gran problema, pero son pocos los que quieren tomar la responsabilidad de buscar soluciones".

Esta vez, quiero apoyarme en una palabra que mencionó mi hermano, la "Resilencia".

La resilencia es la capacidad de una persona o grupo, de sobreponerse a la adversidad y salir fortalecido de esa experiencia. Son varios los consejos que se dan para estimular y desarrollar resilencia en los niños, siendo por lejos como principal, el amor, el cariño y el apoyo de los padres.

Ahora, sin ser psicólogo ni menos pretender serlo, creo que una forma importante de mejorar la educación en los estratos socioeconómicos bajos, parte del apoyo, cariño y amor que los padres de estos niños den a sus hijos.

En este sentido, mi pensamiento se desvió de los típicos protagonistas de la educación, como son los profesores y el gobierno de turno. Más bien mi atención se fue hacia los padres, preguntándome, “¿qué podemos hacer para generar Liderazgo en estos padres, para que ellos sean los primeros y principales apoyos en la educación de sus hijos. Que sean ellos quienes los apoyen, y que por medio del amor y el cariño, les generen la seguridad y estimulo que estos niños necesitan para salir adelante?”

Sé que esto es posible, pues gratamente, les puedo contar que en la empresa donde trabajo, tenemos el caso de uno de nuestros reponedores de supermercados, quien gracias al apoyo constante y al cariño de sus padres, se esmeró en estudiar, entiendo que ese era el mejor camino para superar la situación económica de su familia. Este año, Efraín sacó puntaje nacional en la PSU, y el próximo año, comenzará estudiar Medicina, siendo esto la consecuencia de una resilencia generada por su familia.

Independiente de las innumerables medidas o soluciones que se puedan tener para mejorar la Educación, mi invitación esta vez, es a que podamos ayudar a los padres a que vean que sí es posible salir adelante si ellos como familia se lo proponen. A que ellos son la base para que sus hijos salgan adelante a pesar del entorno en el que vivan.

Así, una medida concreta, es ofrecerme a desarrollar talleres o cursos que despierten el Liderazgo de estos padres de comunas de escasos recursos. Quien quiera ayudarme o apoyarme, como por ejemplo poniéndome en contacto con alguna de estas comunas, se lo agradecería, y quien quisiera participar conmigo de dicha iniciativa, más agradecido aun estaría.

¡Hagamos algo! No nos quedemos a esperar o pretender que la Autoridad de turno haga algo al respecto.

8 comentarios:

Romi Matiesen dijo...

Rodrigo,

¡Qué coraje! Te felicito. Espero que puedas hacer algo. Yo veré entre mis conocidos si alguien se interesa en apoyarte.

Romi.

Carmen Ortúzar dijo...

Mi Yoyo, te felicito. Ojalá surja alguien que acoja tu idea. Si sé de alguien, te aviso. Gracias por tu generosidad. Te amo.

Bernardo Moreno dijo...

Rodrigo,

Veré si en mi comuna se interesan.
De todos modos, excelente tu iniciativa y te felicito por tu actitud.

Slds,

Bernardo.

macarena dijo...

q buena rodri....pucha yo toy tan lejos q no conozco a nadie......pero me encantaria poder hasta ser parte de esos cursos..te amo...
Y la verad es q siempre se dice q la amyor parte del tiempo lo pasamos en nuestros colegios, pero setoy totalmente de acuerdo q la mayor parte de lo q somos es por lo q aprendemos en nuestras casas......dehi la importancia de empezar solucionando el problema por ahi

Ignacio Fernández dijo...

Si necesitas de alguna colaboración cuenta conmigo para diseñar, implementar o evaluar.

Grande jogatore.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Gracias Ignacio.
Veré como se puede armar un buen grupo y te cuento.
Contar con tu ayuda, será fantástico.

Eva Jiménez dijo...

Rodrigo:
Me ha gustado mucho tu blog. Comparto contigo la idea de que no hay que esperar que otros hagan algo. Las cosas pueden cambiar si todos ponemos de nuestra parte de verdad, no como slogan. Uno opta en la vida si ser actor o espectador.
Yo opto por actuar.

Estoy trabajando con un grupo de jóvenes de Ñuñoa que han desertado del colegio. Hay uno en la droga, otros trabajan en la construcción o en lo que venga. Son buenos cabros.
Estoy feliz porque Camila volverá y entrará a un 2x1 para hacer tercero y cuarto este año. Ella tiene potencial pero necesitaba un empujón.
Quiero trabajar con ellos y otros el tema de la deserción escolar, y creo que me prodrías ayudar con tus ganas de generar cambios. Vamos a organizar un campeonato de baby en febrero y creo que podremos hacer cosas para que se sientan motivados.

Respecto de la resilencia, creo que no hay que enfocarse en ese punto desde la perspectiva de los padres, porque la realidad me ha demostrado que son muchas veces los mismos padres los que dejan botados a sus hijos y no se preocupan. Si te contara lo que he visto. Más bien hay que trabajar con los niños y jóvenes, porque son como esponjas, ya que captan todo de su entorno y son permeables a ejemplos, y es mejor que existan positivos, ya que ejemplos negativos tienen por montones.

Sabes donde encontarme si te interesa y te vuelvo a felicitar por tu blog. Cariños,
Eva

Mariana dijo...

Exelente!
Eso es lo que se requiere. Que a partir de nuestro propio ser, colaboremos a los demás. Imaginen que mundo tendríamos si todos actuaramos así.

Rodrigo, ánimo, fuerza y perseverancia.

Mariana.