Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

martes, 27 de enero de 2009

Liderazgo

Hoy asistí a una charla llamada “Liderazgo y Negociación en tiempos de Crisis”. El lugar de la exposición era muy cómodo y acogedor, de fácil acceso y los tiempos programados se cumplieron a cabalidad, lo cual se agradece. El relator tenía un estilo muy ameno, cordial, jovial y entretenido, lo cual también se agradece, dada la cantidad de expositores aburridos a los que he escuchado. En este sentido, podríamos decir que la forma de la charla fue muy buena, sin embargo el contenido, se alejo mucho de lo que yo esperaba.

No sé si desde que me hice “fanático” de Ronald Heifetz, director del Centro del Liderazgo del Kennedy School of Goverment de Harvard, soy demasiado agudo en mi crítica o demasiado exigente con todo aquel que se “arriesga” a hablar de Liderazgo.

A lo que voy, es que una vez más, al querer hablar de Liderazgo, olímpicamente se pasa a indicar las características que debería tener un líder, pero en ninguna parte se señala o entrega una descripción de lo que es Liderazgo. Es más, se sigue uniendo el término Liderazgo con el de Autoridad (ver este link http://rodrigosilvaortuzar.blogspot.com/2008/11/liderazgo-vs-auoridad.html donde describo en profundidad la diferencia entre uno y otro) como si ambos fuesen lo mismo.

Ronald Heifetz, psiquiatra y músico, con mucho años de experiencia como consultor de empresas y de investigación en cuanto al tema del Liderazgo, es hoy por hoy, el “Guru” del tema, siendo sus clases en Harvard la de mayor demanda, tanto de alumnos de pre y post grado, como de Altos Ejecutivos, Profesionales, Políticos y Empresarios de todo el mundo. Heifetz revolucionó con su método la enseñanza del Liderazgo e incluso ganándose el “desprecio” de académicos de esa Universidad por el estilo innovador y poco ortodoxo de sus clases.
A partir de su experiencia personal y años de estudio, Heifetz llegó a la conclusión que Liderazgo, mucho más que una característica, es una Actividad. Es una actividad a la que TODOS estamos llamados e invitados a ejercer desde nuestras propias capacidades, puestos de trabajo, familia, grupo de amigos, etc.
Heifetz describe magistralmente al Liderazgo como, “la capacidad de movilizar a un grupo de personas, en escenarios de incertidumbre, para que enfrenten problemas difíciles, y que generen el cambio que el sistema social (empresa, organización, equipo deportivo, entidad sin fines de lucro, grupo de amigos, etc.) necesita. Pero esto sólo es posible, en la medida que las personas (miembros del sistema social) se hagan cargo del problema y responsables de su solución”. ¡Notable, simplemente notable!
Él no habla de líderes, sino de personas que “ejercen liderazgo”, pues la palabra Líder ha sido muy mal utilizada a lo largo de toda la historia. En este sentido, quien ejerce liderazgo, a diferencia de quien ejerce autoridad (dar dirección, visión, control, protección), no da respuestas, sino que hace preguntas; preguntas que hacen pensar y movilizar a las personas, haciéndose responsables de los problemas, y parte de la solución.
Así, ejercer liderazgo, es un desafío riesgoso, pues es ir contra la corriente y contra los paradigmas establecidos. Es “devolverle” el trabajo o la responsabilidad a las personas, pero al mismo tiempo, es ser capaz de contener la tensión en la medida suficiente que las personas implicadas puedan tolerar. En palabra de Heifetz, es “tensar las cuerdas de una guitarra para producir la música necesaria”.

Por otra parte, quien pretenda ejercer liderazgo, debe partir por ejercer Liderazgo Personal (ver link http://rodrigosilvaortuzar.blogspot.com/2008/09/hablemos-de-liderazgo.html para un mayor análisis). Es decir, tener la capacidad de movilizarse uno mismo en ambientes de incertidumbre, donde las soluciones no son conocidas y donde uno también es parte del problema y responsable de la solución. Quien se autolidera, deja de ser víctima y pasa a ser un protagonista.

6 comentarios:

José Prieto dijo...

Excelente análisis Rodrigo.
No olvides que Marty Linsky tiene harto que decir al respecto, pues trabaja junto a R. Heifetz.

Saludos,

José.

Romi Matiesen dijo...

Me hace mucho sentido el análisis que describes Rodrigo. Efectivamente, y me sumo a la mayoría, solemos cree que la Autoridad es líder o que su función es ser líder, por lo que confundidmos las responsabilidades que tienen tanto la Autoridad, como quienes ejercen Liderazgo.

Me parece que el tema pasa, por un cambio cultural también.

Gracias por el artículo,
Saludos,

Rodrigo.

René F. dijo...

No es tan fácil de entender lo que decis, pues realmente es muy distinto a lo que soles creer sobre este tema.

Rene

Javier Ortuzar dijo...

Primo, creo que tu analisis del liderazgo en bueno, sin embargo, tambien estoy convencido de que es mucho sencillo. Todos somos lideres en lo que hacemos, desde ser lideres de timismo como liderar a los demas. No obstante la palabra en si esta muy mal utilizada.
El ser lider no involucra el hacer las cosas, sino que tus heroes, tu equipo, tenga todas las herramientas y se pueda desempenar de la mejor forma, con objetivos claros, y con performances claros. Esta semana he tenido la suerte de parcipar en un curso de liderazgo desarrollado por Ken Blanchard en Johannesburg. Una de las cosas que mas me han llamado la atencion son las diferentes formas de liderazgo que podemos y debemos ejercer. Segun la teoria de este curso, se debe evaluar en que etapa estan cada uno de los miembros de tu equipo para las diferentes tareas que desarrollan, y en funcion de eso ver cual es el mejor tipo de liderazgo que debes ejercer.
Puede ser con mucha direccion o mucha motivacion, o una combinacion de ambas o menor desarrollo de ambas cuando esta persona, "liderada por ti" se encuentra en un nivel de conocimiento-desempeno-compromiso tal que puede ser delegada.
Creo que podrias ahondar mas en el tipo de liderazgo que se debe ejercer, e ir mas alla del auoliderarze, mal que mal, creo que si no sabes que es lo que estas haciendo y porque lo estas haciendo, debieras comenzar a plantearte todo nuevamente, literalmente todo.
A lo que voy es que todos debieramos darnos el tiempo de ver que es lo que queremos y que necesitamos para ello, cuales son nuestras prioridades, que rol juega nuestrra forma de ver las cosas, que es lo que hacemos por los demas, que rol juega Dios en todo esto, etc... y si no tienes claro eso, dificilmente podras guiar a los demas a sacar lo mejor de ellos e ir mas alla de lo mejor de ellos...
creo que me sali un poco del tema, pero en fin...
un abrazo muy grande,

Javier Ortuzar

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Primo,

Gracias por tu comentario.
Me alegro que estés haciendo el curso.
La "filosofía de Liderazgo" de la que hablo yo, es independiente del autoliderazgo. Lo que pasa es que yo trato de unirlas.

Ahora, solo referiendome al Liderazgo: a mí no me gusta la palabra líder; creo que ésta la mal utilizada, y por eso prefiero hablar de alguien que "ejerce liderazgo". Cuando tú dices que un líder debe de preocuparse que los miembros de tu equipo deben tener todas las herramientas para desempeñarse bien, eso es una función de una Autoridad; no de alguien que ejerce Liderazgo.

Entregar "herramientas", es típico de una autoridad, que sabe las respuestas ante problemas técnicos. El Liderazgo está para movilizar a las personas cuando los problemas no son técnicos, sino adaptativos. Si te das cuenta, el Liderazgo va de la mano con el cambio. Si no hubiera cambio, no se necesitaría Liderazgo, solo autoridad que diga lo que hay que hacer. ¿Me explico?

Ahora, cuando dices que el "lider" tiene que ver en qué momento se encuentra cada situación y dependiendo de aquello ver que tipo de liderazgo actuar, bueno, eso es lo que se llama "Subir y bajar el balcón". Es decir, tener la capacidad de abstraerse de lo específico, y mirar en perspectiva, para luego de ver bien todos los elementos, actuar según crea conveniente. Luego, volver a subir para ver si las acciones requeridas fueron las acertadas. Quien ejerce liderazgo, debe estar "subiendo y bajando del balcón" constantemente.

En síntesis, da lo mismo el apellido que le quieras poner al liderazgo. Lo importante es que este se requiere cuando uno o una organización nos vemos enfrentados ante un escenario incierto, donde las soluciones que solemos utilizar, no sirven como solución, por lo que hay que movilizar a todos los involucrados, para que de manera creativa, entre todos se hagan cargo del problema y parte de la solución.

Magdalena Rios dijo...

Creo que en Chile aun no se está preparado para lo que tú dices.
La gente en general, necesita que le den respuestas y le solucionen los problemas. Supongo que se requiere un cambio cultural.