Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

domingo, 30 de noviembre de 2008

El Dolor de Cristián Warnken

En la revista El Sabado del El Mercurio, Cristián Warnken escribió sobre su dolor, a un año de la muerte de su hijo Clemente.
Como no soy nadie para dar opiniones sobre el dolor que un padre ha de tener por la muerte de un hijo, no voy a hacer ningún comentario, ni opinión al respecto, menos cuando el mismo Cristián, según aclara en su relato, no le da mayor valor o sentido a las palabras, consuelos, o explicaciones que terceros le han hecho, lo cual es sumamente respetable y entendible.
Tan solo quisiera rescatar dos puntos del relato que Cristián comparte, y del cual, creo poder hacer dos "invitaciones" para encontrar la "verdad", que él tanto busca, pero no encuentra, y que nadie le ha podido mostrar.
El primer punto, es que Cristián compara a los pájaros con los niños. De cierta manera, comparto eso, en el sentido que tanto los pájaros como los niños, no se cuestionan, no se aprobleman, y NO ESPERAN. Muy por el contrario, solo "son".
En el cuento "El Caballero de la Armadura Oxidada", de Robert Fisher, aparece un caballero del rey Arturo, quien anda en búsqueda de la Verdad, y en su viaje, se relaciona con dos animales; una ardilla, y un pájaro llamado Rebeca, y tienen el siguiente relato:
"-El Castillo del Silencio está justo detrás de la próxima subida, señaló Ardilla.
Emocionado ante la idea de ver el Castillo, el caballero apuró el paso. Llegó a la cima del monte sin aliento. Era verdad, el castillo se veía a lo lejos, bloqueando el sendero por completo. El caballero les confesó a Ardilla y Rebeca (Rebeca es un pájaro) que estaba decepcionado. Había esperado una estructura más elegante. En lugar de eso, el Castillo del Silencio parecía uno más. Rebeca rió y dijo:
-Cuando aprendáis a aceptar en lugar de esperar, tendréis menos decepciones.
El caballero asintió ante la sabiduría de estas palabras.
- Estoy empezando a pensar que los animales son más listos que las personas.
- El hecho de que podáis decir eso os hace tan listo como nosotros - replicó Ardilla.
- No creo que todo esto tenga nada que ver con ser listo - dijo Rebeca (el pájaro)
- Los animales aceptan, los humanos esperan. Nunca oiréis a un conejo decir: “Espero que el sol salga esta mañana para poder ir al lago a jugar”. Si el sol no sale, no le estropeará el día al conejo. Es feliz siendo un conejo.
El caballero pensó en esto. No recordaba a ninguna persona que fuera feliz simplemente por ser una persona."
Luego, la primera invitación que prentendo hacer con esto, es a aceptar y a dejar de esperar.
El Segundo punto, lo tomo a partir de lo que Cristián dice: "Hablar "sobre", es opinar. Hablar "desde", es cantar. El que canta, arriesga su vida en el canto."
A esta frase, quiero ponerle un paralelo con la siguiente frase. "La Verdad, nace desde "Dentro", no desde "Fuera".
Es decir, la Verdad, está en el corazón y en el Alma de cada uno. Encontrarla, requiere conectarse con nuestro "GPS" Interior. En este sentido, también concuerdo con Cristián, pues ni él, ni nadie, puede esperar encontrar la Verdad afuera, es decir, de libros o comentarios de terceros, sino que ésta vendrá del trabajo interior que Cristián, y cada uno de nosotros hagamos. La Verdad está en uno. Y desde "Adentro", expandirla hacia "Afuera"... ...no alrevés.
Así, la segunda Invitación, es a buscar la Verdad dentro de uno mismo... ...y no esperar encontrarla afuera.
Cristián, con mucho cariño, te "canto" este post.
Rodrigo.

11 comentarios:

Marcelo Caceres dijo...

Notable la invitación que haces a Cristián.

Leí su articulo en El Sabado, y me da la impresión que no se resigna a asumir la realidad. No lo culpo, ni lo juzgo. Solo espero que logre reponerse pronto.

Marcela Duarte dijo...

No he leído el artículo en EL Mercurio, pero me encantaron las "invitaciones" que haces a Cristián Warken, y humildemente, me siento invitada también.
Gracias Rodrigo.

Marcela

Mali dijo...

Rodrigo,

Primero que todo, gracias por escribirme a pesar de que no nos conozcamos.

Tus palabras abren nuevas puertas de aprendizaje y crecimiento personal.

Bienvenido a mi mundo!.

Segundo, lei este artículo y me conmovió profundamente...hay momentos donde el dolor ciega y desgarra, todo tenemos esos momentos y el tiempo es un buen consejero, sólo hay que saber interpretarlo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias por hablar desde y abrir poderosos espacios!! excelente post, bella música...

Vahitiare

José Prieto dijo...

Rodrigo,

Hya que tener ojo y cuidado con el dolor ageno.
La pérdida de un hijo no es fácil de superar, y en ese sentido, creo que ha Cristián solo podemos acompañarlo desde la distancia.

Seguramente, su vida nunca más será la misma.

José.

Andrés Olavarría dijo...

Rodrigo,

Bueno el "paralelo" que hiciste. Seguramente, y si Cristián Warnken lo lee, lo entenderá.

Saludos,

Andrés

Romi Matiesen dijo...

Rodrigo,

Con tu artículo, me hiciste buscar la revista El Sabado, jejeje.

Bueno, a leer, efectivamente, me da la impresión que Cristián no logra superar la partida de su hijo. Es super complicado el tema, y a veces, como dice él, las palabras de aliento no sirven para aliviar el dolor o para encontrar una respuesta.

Tal vez, la alternativa que tú le ofreces, le despiete el interés de buscar en sí mismo la respuesta.

Ojalá alguien pueda hacerle llegar tu artículo a él.

Gracias por tus consejos o "invitaciones" como le llamas tú, pues si bien no eran para mí, me auto invité a participar de ellas.

Romi.

Raul Correa dijo...

Rodrigo,

Dónde puedo conseguir el cuento que mencionas???

Gabriela Bustos . dijo...

"El caballero de la armadura oxidada" de Robert Fischer ahi sale ese cuento

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Raúl,

Tal como indica Gabriela,
en ese libro sale el cuento.
Te lo recomiendo. Bájalo gratis en la web.

Gabriela,
Gracias por contestarle a Raul y por visitar mi blog.

Un abrazo,

Rodrigo.

Fernando Silva dijo...

Hermano, gracias por tu invitación.... a pesar de que comparto la opinión de José, la verdad es que yo creo que tampoco superaría la muerte de una de mis hijas, siento que has sido muy respetuoso del dolor de Cristian, y de todos aquellos que se sientan identificado con esta triste historia...

un abrazo,

tu hermano que te ama.