Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

miércoles, 6 de julio de 2011

Nuevos ABC1

Leí en Facebook el siguiente post: 
Pucha, si yo fuera ABC1, no estaría más angustiá que cojo en la cuerda floja; mi mayor preocupación sería que la rota de la Titi Arregorrustiarregoreitia no me haya devuelto el saludo en el Jumbo...
, ante lo cual dejé el siguiente comentario:  que paradójico, ¿no?”. 

Paradójico, pues se supone que siendo rico se debiera estar libre de preocupaciones…
…cuek!


Luego, me quedé pensando, ¿y qué significa ser ABC1? 

Para comenzar, habría que aclarar que la “etiqueta” viene del la Clasificación denominada “Nivel Socio Económico”, cuya metodología se funda en base a dos variables:
– El nivel de educación alcanzado por una familia.
– La cantidad de Bienes que existen en el hogar.


Ambas variables se combinan en una “Matriz de Clasificación Socio-Económica”,  la que determina el NSE de cada familia de acuerdo a las combinaciones entre ambas variables. Así, se generan 6 grupos:

– ABC1 = Muy Alto y Alto
– C2      = Medio-Alto 
– C3      = Medio
– D        = Medio-Bajo  

– E        =  Bajo        
– F        =  Extrema Pobreza

Así, en términos absolutos, quienes caen dentro del segmento ABC1, son todos aquellos hogares cuyo Ingreso base es de $1.700.000, de 10 de los bienes de la matriz, poseen 9,2, y el principal sostenedor, tiene formación Universitaria Completa.

Ahora, pareciera que todos (o la gran mayoría al menos) aspiran, anhelan, desean, o lisa y llanamente quisieran ser ABC1, como encontrando en ello la felicidad, alegría y término a sus problemas.
Lo paradójico, tal como señalé en mi comentario en FB, es que conociendo a muchísimos  ABC1, varios de ellos tiene los mismos, e incluso mayores problemas que quienes son C2, C3, D, E, o F.
A lo que voy con eso, es que tener el juicio que la felicidad se consigue teniendo más dinero, bienes, o status, es un juicio absolutamente infundado.

La infelicidad y las preocupaciones nacen primero, de las falsas expectativas (creer que el dinero trae la felicidad, es una falsa expectativa también). Segundo, de las comparaciones. Tercero, por el estado emocional en el que la persona vive, en el Miedo, en vez del agradecimiento y la Confianza. Y en cuarto lugar, y más importante aun, de no conocerse a sí mismo, por lo que se lleva buscar fuera de uno, en lo externo, en lo material, en la aprobación de otros, lo que una persona no es capaz de encontrar en sí misma, dentro de ella.

Entonces, qué pasaría si creáramos una nueva clasificación Socio-Económica, tomando como economía, no la economía financiera o material, sino la economía del SER, aquella que mide mi riqueza como ser humano y como Ser Espiritual.

Para eso, así como para el NSE tradicional se tienen dos variables principales: la cantidad de bienes y el Nivel de Estudios, en este nuevo Nivel Humano-Espiritual, podríamos tener dos variables:
- La calidad de nuestros pensamientos y, 
- El Nivel de Conciencia Personal.


La Calidad de Nuestros Pensamientos (CNP) se mediría por cuantos pensamientos positivos v/s pensamientos negativos tengo durante el día.

El Nivel de Conciencia Personal (NCP) se mediría por cuánto me conozco a mí mismo  más allá de cualquier etiqueta y rol, por cuánto dependo del juicio de los demás, por cuánto dependo de lo externo.

Entonces, para ser un ABC1 de este nuevo modelo, habría que tener:

-           - 2,9 de CNP como mínimo (3 pensamientos positivos por 1 negativo)
-           - 90% de NCP como mínimo (es decir, de cada 10 cosas que me pasan, 9 las hago, ejecuto, resuelvo, etc, en plena conciencia, sin hacer responsables ni culpables a otros o lo externo).

        PD: Esto estaría totalmente ligado a lo que hablo en este artículo


3 comentarios:

Am I Free of Myself dijo...

EXCELENTE NOTA! ADHIERO CON TU PENSAMIENTO!!

Anónimo dijo...

Me parece súper creativo tu planteamiento.
Y me ha inspirado a cambiar mis unidades de medida en la vida.

Gracias,

Manolo (Perú)

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Manolo,
Muy agradecido por tu comentario, y feliz que el planteamiento te haya inspirado.
Y te felicito por el cambio.

Am I Free, Gracias por tu mensaje también. Me alegro que pienses de igual forma.

Cariños a ambos!!!