Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

jueves, 30 de septiembre de 2010

La Incoherencia de los coaches

Ayer tuve la fortuna de conocer en persona a Raúl Herrera Labarca, connotado y respetado Coach, con quien estuvimos conversando sobre algunos temas en particular, y entre ellos claro, sobre Coaching.

Ambos tenemos la aprehensión que las escuelas están "sacando" al mercado coaches muy "lights", con ciertas distinciones importantes como las ontológicas, pero con nulas distinciones organizacionales y empresariales, que es donde más se está demandando esta práctica, y sin distinciones reales sobre espiritualidad. Y más importante aun, sin que estos nuevos coaches lleven o pongan en práctica en su vida diaria, las distinciones que les enseñaron, haciendo que las personas y las empresas, vean esta inconsistencia o incoherencia.

Finalmente, y en la misma línea, hablábamos de si la práctica del Coaching es una profesión o no, a lo cual yo le indiqué para mí al menos, más que una profesión, es un estilo de comunicarse en la vida, que se pone al servicio. Y, la distinción "en la vida" no es menor, porque no es que se tenga que encasillar al Coaching en la mera práctica, sino que incorporarlo en la forma de vivir. El coaching es un ejercicio de liderazgo, un desafiar y movilizar constante, y que nace del autoliderazgo, lo que implica estar desafiándose y movilizándose a sí mismo permanentemente.

Al ir escribiendo, se me ocurren un montón de temas de qué hablar, sin embargo en esta oportunidad, contaré que de vuelta a mi casa, me fui reflexionando sobre lo conversado con Raúl, y comencé a recordar reuniones o encuentros con ex-coaches, donde en vez de "ver" a un tipo "especial" de personas, me parecía estar viendo a las mismas que veo día a día (ojo, ni mejor, ni peor, solo diferente). Lo que me lleva a preguntar: ¿un budista será Budista solo cuando "está en la práctica" del budismo? O, ¿un militar, será militar solo durante la "práctica" de la milicia? Es como cuando en Brahma Kumaris nos preguntan, "¿ustedes van a ser espirituales son de lunes a jueves entre las 6am y las 9am, y luego el resto del día y el fin de semana no?"

Lo mismo pasa con el Coaching, y sobretodo con el Ontológico: ¿van a hacer la práctica ontológica solo cuando estén haciendo coaching?
O se es Budista, Espiritual, u Ontológico siempre, o no se es no más. Y está bien no serlo. El error, está en el discurso.

En este sentido, me temo que a los coaches les pasa mucho, lo mismo que les pasa a varios católicos, quienes van a misa, y tan solo al salir de la iglesia o en su práctica cotidiana, no irradian ni reflejan ningún valor cristiano, haciendo que la sociedad vea una incoherencia al respecto, y con ello, acarriando a los que sí se viven su catolicismo de verdad.

En el caso de los coaches, ¿qué pasa con su manera de comunicar y expresarse? Específicamente, dónde quedan su Impecabilidad y su Capacidad de no juzgar a priori o de validar las miradas de otros.

Recuerdo un último encuentro de coaches, donde lo que yo llamé el "Anti-Coaching", floreció con fuerza, específicamente cuando varios no validaban la mirada del otro, incluso indicaban literalmente, que lo dicho por el otro no les hacía sentido alguno, juzgando sin fundamento, y prácticamente tratando de implantar su propia mirada, y donde más que un acompañamiento, era un ataque. Luego, cuando puse el tema en la mesa, me salieron con que no estaban dentro de un marco de coaching, que era una conversación "común y corriente"... ... ¡Plop!

¿Dónde queda entonces todo el discurso que enseñan sobre la importancia de ver y vivir la vida desde una nueva mirada, desde una nueva forma de ser, si en la práctica, siguen SIENDO iguales?

En términos universitario, si existiera el ramo "Introducción al Coaching I", lo que primero que se enseña es la Coherencia... ...me parece que varios copiaron en ese ramo, o liza y llanamente, se les olvidó la materia.

27 comentarios:

Amigosde eClass dijo...

Duro, pero cierto. ¿Cabes tú en este lote?

Carolina Pia dijo...

Yoyo!! no puedo estar más de acuerdo contigo, de hecho es un tema que me interesa no sólo a nivel de coaches, sino de las personas en general, parte de mi tesis está tratando ese tema para plantearlo a nivel de intervención...
El punto complejo creo, tiene que ver con que hoy las personas y el mercado, validan las competencias técnicas, por sobre la coherencia, es por eso que muchos se conforman sólo con el título de coaches y aplicar eso a sus clientes, como muchas cosas, está instalado el discurso, pero tristemente, no la práctica :(

Marisol Gazzolo dijo...

Creo que la coherencia, tiene que ver con estar "presentes" con nosotros mismos, al hacerlo...te ves, te sientes, te escuchas, te vives...y desde ahì, es posible darte cuenta cuando estàs sòlo en el discurso o sea...suenas bien, o estàs hablando desde donde realmente estàs viviendo...en verdad siento que la incoherencia en todos, no sòlo en los que son coaches es bàsicamente inconciencia...se vive en "automàtico"...no se vive a propòsito..., sin embargo, es un camino que se logra, simple...nada fàcil...

Claudia Cornejo dijo...

Yoyo, muy interesante lo que escribiste, tienes razón en los puntos mencionados. Recuerdo por el tema del catolicismo que un día me pregunté por qué comulgaba y si acaso yo quería hacerlo. Fue un tema muy discutido con mi padre ya que era pechoño a morir, y vieras todo lo que me dijo porque no me sentía identificada ni con lo que pensaba ni decía el curita cuando predicaba. Ahí aprendí a que uno tiene que ser sincero con uno mismo, y no ser tan estructurado de pensamiento ni de alma. Abrir el abanico a distintas opciones de vida dentro de lo permitido.
Me encantó lo que escribiste, es un regalo y una vez más uno aprende!!! Gracias. Bendiciones.

Raúl Herrera dijo...

Gracias Yoyo

Como conversamos, creo que la principal incoherencia se muestra entre su deseo de hacer coach y la aceptación de ser coache, algo que incluso vimos reflejado en una entrevista a uno de los "maestros"

De esa forma, se mantienen las viejas prácticas y no se explorar las zonas de incomodidad

Sally Bendersky dijo...

¡Qué bueno, qué bueno que se hable de esto! Ha sido una inquietud mía desde que partimos, en el '91.

Pablo Reyes dijo...

Hace un tiempo escribí un post relacionado con el libro boomeritis, donde mostraba uno de los principales tapones que veo a la formación de coaches que es la trampa postracionalista o el "tapón verde"...
Ese espacio creo que es uno de los principales riesgos de los coaches ontológicos... relativizar todo, ver a todo el mundo como iguales.

Lo otro son definitivamente incompetencias... elefantes en cristalería que actúan con algunas distinciones cognitivas, pero sin hacerse crgo de sus resultados.

El "enguruzamiento" de los fundadores del tema ha sido un lastre para el avance profundo de lo que hacemos.

todos los coaches terminan queriendo formar más coaches...

Maria Paz Dominguez Silva dijo...

Buen artículo... sobre todo hoy que existen tantos profesionales mirando la práctica del coach como una línea más del CV.

Maricel Chinchón R. dijo...

Que reconfortante leer de tus palabras y ver reflejado en ellas una inquietud personal. Agradezco tu acento fuerte y claro para dar tu mirada sobre un tema importantísimo. En lo personal, siento que es nuestra puerta de entrada y salida con nuestros clientes y con nuestra etica profesional. Ser y no solo parecer coaches. Ha sido un trabajo para mi habitar este nuevo espacio, y aunque a veces se olvida, intento vivir desde aquí todo cuanto hago en la vida. Y que bueno que hagas alusión a que debe ser un estilo de vida, justamente yo creo que eso hace la diferencia con una profesión, no me interesa ser psicóloga todo el rato, sin embargo el coaching es para mi una manera de entender y de habitar el mundo. Me preocupa (y me ocupa) la huella que como coaches estemos dejando en el mundo. Como bien decía Pablo Reyes, mirarnos por un rato y reflexionar nos vendría muy bien! Cariños.

wendy chadwick dijo...

Estoy de acuerdo Yoyo... aunque me parece que la búsqueda y práctica del coaching son un lindo primer paso en el conocimiento de uno mismo, y por tanto una valiosa puerta de entrada al trabajo con los demás, siento que no puede dejarse estar, ni validarse como única herramienta... Creo también que un coach con un camino espiritual hace una gran diferencia no por lo que "espiritualmente pueda aportar" sino justamente por lo contrario... por la humildad que espacios como por ejemplo el budismo o la meditación Raja Yoga aportan a una práctica del coaching que vemos como cae facilmente en egos y sensaciones de superioridad... y en esa forma "Ligth" de ejercerla de la que hablas...
Gracias por tu reflexión. Un abrazo!

Sara Cabrera dijo...

Verse desde la naturalidad y la apertura, que buena lección; la coherencia está demasiado ausente y generalizada como para que creamos que existe un grupo humano donde ella sea practicada por todos, incluso algunos

Sally Bendersky dijo...

Raúl, en Argentina también hay una conversación en facebook, liderada por Fernando Saenz Ford, sobre coherencias en la vida y práctica de los coaches. Deriva sinérgica. Podríamos juntarlas.

Gino Anconetani dijo...

Hola Yoyo, queria escribir para compartir mi mirada sobre el articulo La incoherencia de los coaches, ...... he reflexionado durante la semana mucho sobre el tema..... para mi tu articulo es sincronia pura.
Me di cuenta que si bien tu dices que es un estilo de comunicarse vs una profesión yo creo que todas las profesiones incluidas el coaching tiene su estilo de comunicación y tome la decisión de ponerme el delantal de coach cuando fuera necesario...... me nace una reflexión cuando escribo, los ingenieros iran de ingenieros por la vida,? .....me pregunto y ha sido la pregunta de la semana como debería hacerlo yo que soy varias cosas en la vida padre, empresario, deportista, artista, publicista, y por cierto coach y un hombre con una profunda sensibilidad espiritual. En cada una de esas actividades hoy transito y genero para vivir, estoy en pleno proceso de INTEGRACION de todas para habitar plenamente en mi nueva coherencia. Estimado Yoyo escribiendo estas letras siento que te ubicaste en la vereda del frente y juzgaste a nosotros los coach mas nuevos, evaluandonos y seguramente algunos no cumplen tu espectativas de como deberían salir las nuevas generaciones de las escuelas de coach.(((( ( Yoyo y los otros guauuuu OJO acabo de descubrir algo mientras escribia Yo, Yo me entiendes ? no sera hora que te hagas llamar Rodrigo? y dejar el Yo Yo infantil en el camino?) ))) quizas soy parte de esa camada ligth en que aun estamos encajando nuestra nueva coherencia, te invito a reflexionar si te parece, y ojalas algún día lo conversemos personalmente, en validar a los otros coach como un observador distinto y en que cada uno esta en su proceso.
Gracias por tu articulo me siento muy contento de haber podido escribir estas letras, además siento una gran admiración por tu trabajo ...siempre estas entregando algo valioso en fb.
Saludos cordiales y un abrazo fraterno

Gino Anconetani

Maria Paz dijo...

Súper buen artículo, y te felicito por la valentía de poner un tema que es tan transversal a nuestra cultura chilena.
Saludos,

MP

Romi Matiesen dijo...

Sí,

A mí también me gusto mucho.
Invita a observarse uno mismo, y ver qué tan coherente soy o que tan coherente me comporto en mis distintas actividades.

Lleva a mirar el nivel del cumplimiento de nuestros compromisos.
Saludos,

Romi.

José Rivera dijo...

Comparto con Gino,
¿Quién eres tú para venir a criticar a los coaches?
Habla por ti.

Pablo Parson dijo...

Mmm, si bien es cierto lo que escribes, "escucho" un tanto de soberbia de tu parte. Tal como dicen Gino y José, ¿qué ha de ti, te sientes superior al resto?
Leí el comentario de Pablo Reyes respecto del mismo artículo en el Blog de la ICF (www.icfchile.cl)y encuentro atinado que veas qué es lo que tú esperas de un coach.

PP

Mónica Arroyo Parra dijo...

Al igual que Gino, luego de leer tu post, pensé "YO-YO"...
un discípulo dice al maestro, cómo es ser un maestro Zen? y el maestro responde...cuando como, como. Cuando duermo, duermo. Cuando camino, camino.....
es estar en el aquí y ahora en forma completa, "aceptando", nuestras luces y sombras, siendo lo que somos y no lo que pretendemos ser, ahí también hay incoherencia.....lo que hacemos, o lo que tenemos no nos define en lo que somos...

Mónica Arroyo Parra dijo...

Continúo aca mi comentario, ya que no me resultó en la ICF y me entusiasmé.
Entonces querido Rodrigo, me surgen algunas preguntitas, desde qué vereda estás?, desde dónde dices lo que dices? y para qué? Creo que esta reflexión cada cierto tiempo es utilizada por quienes nos llaman a tierra, es importante y necesario, cuestionarnos y reflexionar lo que hacemos y cómo lo hacemos y también es muy importante la humildad, por que el ser Coach, no nos hace diferentes, tenemos algunas distinciones, ampliamos nuestra mirada y seguimos siendo humanos...lo que hacemos y lo que tenemos nos nos defino en lo que somos.
Creo que es importante crecer y aprender, también retroceder y aprender de ello, creo que cada persona hace lo mejor que puede.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Querida Mónica,
Muchas Gracias por tus preguntas, me hacen bastante sentido.

Y la vereda, es aquella de ser un observador desapegado, viéndome a mí mismo junto a los otros, tomando conciencia de mis propias incoherencias y autoexigencia.

Cariños!!!

Anónimo dijo...

¿Qué cresta es esto del Coaching que tanta polémica ha causado?

La incoherencia siempre ha existido y siempre va a existir.

Mejor mira la viga propia que la paja en el ojo ageno.

Sergio dijo...

Querido Rodrigo.

Me gustó mucho tu columna, y admiro la provocación que generaste. Y no comparto contigo en este caso tu punto de vista.

No creo en veredas, verdades, ni definiciones "reales" de cómo tienen que ser las cosas. No conozco coaches "lights", y no me atrevería a ponerle yo ese distintivo, ese "juicio".

Por suerte todos son distintos. De eso me puedo nutrir cada vez que converso con alguno de ellos. Siempre veo algo nuevo. Eso me encanta.

A cada uno le llega el coach que necesita, y el coachee que necesita. Eso es sincronía.

No creo en los errores. Siempre actuamos de acuerdo al observador que somos, de acuerdo a nuestras posibilidades. Y nos hacemos responsables de nuestros actos. Para mi eso es aprendizaje.

El EGO existe. ¿Y tengo que luchar contra el? ¿Qué pasa con las perspectivas? Puedo colocarlo al frente, y sentir que obstaculiza mi camino; o colocarlo a mi lado, para que me acompañe y enseñe. Personalmente, no quiero negarlo más. Es parte mía, aunque no me gusten muchas cosas de el, o no las quiera.

Es nuestro "pecado original" la separación. De eso creo que se trata la trinidad, lo bueno, lo malo, y la unidad, donde los opuestos se abrazan y se unen. Y sobre la unidad no me siento capacitado para hablar.

Podemos quizás rozar el tema de la espiritualidad, pero no puedo conceder a alguien autoridad sobre algo que yo creo es una experiencia personal.

Concuerdo con reconocer la importancia del tema. Es algo que se ha constituido un eje en mi vida. Algunos con más credenciales pueden hablar de su importancia en el Ser Humano. Yo sólo puedo hacer referencia a ellos. En mi experiencia, si, ha sido muy importante.

Te admiro y respeto, y te sigo con cariño. Continúa provocandonos por favor...

Un gran abrazo!!!

Sergio Said Peña.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Querido Sergio,
Muchas gracias por tu comentario. Admiró el valor de poner tu punto de vista con respeto y altura de miras, a diferencia de varios que lo hicieron insultándome enviando emails y de manera anónima.

Creo que eso habla de tu coherencia, o de tu esfuerzo por hacerlo.

Yo también comparto y promociono la diferencia. Mi visión, que como bien dices, es un juicio mío, se basa en dos puntos:

1.- Que la incoherencia la veo en el ser "Padre Gatica"; dar un discurso y andar enseñando distinciones, que en la práctica, no llevan a cabo, y como bien vimos juntos el otro día, para esto tengo muchas afirmaciones y no juicios.

2.- Y en lo de "light", me incluyo, pues tal como también vimos el otro día en casa de Nico, juzgo se nos formó muy básicamente (es cosa de ver el tema de las reconstrucciones lingüísticas), y ni hablar del tema corporal. Lo bueno, es la creación de grupos como el nuestro donde nos preocupamos de seguir perfeccionándonos.

Finalmente sobre la espiritualidad, totalmente de acuerdo, es un camino personal e individual, y no por eso, falto de distinciones.

Te mando un gran abrazo, y nuevamente te agradezco tu cariñosa mirada y comentario... ...eso es ser coherente.

Yoyo.

Florence de Lambert dijo...

Ouaou...
tanta pasion y amor y respeto y disgusto y rabia, y juicios y preguntas y cariño...
Mi querido Yoyo, te quiero preguntar algo... como te sientes ? como es recibir tantos comentarios ?
Los lei a todos; algunos me llamaron mas el corazon que otros, el de Gino, el de Sergio tambien... coaches nuevos...
En mi formacion como coach alguien me dijo "tienes lo suficiente para servir, cada vez que dudas o que te juzgas como no-suficiente no le sirves a tu coachee..."
Yo como coach soy mama, esposa, amiga, y sobre todo soy humana. Me enojo, cometo errores, a veces puedo herir a las personas que mas amo, y hago lo que puedo aprendiendo cada dia de las experiencias que hago, de las reuniones de coaches, de mis conversaciones con los coachees, de las sincronias que se presentan en mi camino, de los ojos de mis hijos, del amor de mi marido. Y todo eso lo pongo al servicio.
Rodrigo, en tu articulo escuché rencor y conversaciones pendientes. Si te hace sentido me gustaria que lo pongamos en la mesa de nuevo mi muy querido amigo y compañero.
Un abrazo grande, gracias por tu coraje, por poner afuera lo que llevas adentro, y compartir con nosotros tu mundo interior.
Flo

Elibet dijo...

Muy interesante tu artículo. Estoy muy de acuerdo. Ahora, creo que es algo que se da en toda profesión, disciplina o credo. Es como el refrán "en casa de herrero cuchillo de palo". La inconsistencia es parte de la debilidad humana. Lo importante es ser consciente de ello y trabajar explicitamente en "prácticar lo que se predica".

Anónimo dijo...

Julio Olalla:
Pucha me perdí esta lucha de egos, de quien decia lo mas cool. Pura frustración, pura arrogancia, puro blabla. Vayan por la vida generando espacio para una familia feliz.
chao

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Querido Julio,

Gracias por tu comentario.
Desde que escribí esto hace más de un año, me he observado mucho y cuestionado bastante mi actuar.

Y sí, lo central, es generar un espacio emocional adecuado para que surja la Gratitud, y desde ella, la Confianza.

Un abrazo!!!