Frases

“Se supone que la distancia más corta entre dos puntos, es
una línea recta y, ¿qué pasa cuando aparecen obstáculos entre ellos.
Si dos puntos están destinados a conectarse, el universo
siempre encontrará la manera de hacer la conexión, aun cuando toda esperanza parece perdida, pues algunos vínculos no pueden romperse, y ellos definen quienes somos y quienes nos convertiremos.

A través del tiempo y del espacio, a través de senderos
impredecibles, la naturaleza siempre encuentra un camino”

Jake Bhomm (el niño autista de la serie Touch)

jueves, 29 de abril de 2010

Ontología de la Selección Chilena de Fútbol

Para España '82, yo tenía 7 años y ya entonces, me encantaba el fútbol, tan así, que no logró olvidar, ni el penal de Cazely (obvio), ni la goleada 4 x 1 que nos propició Alemania. Yo, con toda mi inocencia infantil, no podía creerlo y no entendía que "mis" héroes salieran derrotados. En fin, luego para las eliminatorias (en ese tiempo eran eliminatorias) de México ´86, vibré con el triunfo frente a Uruguay en El Nacional por dos aceros, y el inolvidable gol de tiro libre de Jorge Aravena, del cual fui testigo ocular, pues mi viejo nos llevó a mi hermano y a mí. Lamentablemente, luego con ya 11 años, lloré a mares cuando Paraguay nos empata 2 x 2, también en El Nacional, y con un penal perfecto de Aravena tapado por el "Gato" Fernández.

Al día siguiente, en el colegio (5to básico), le digo a la profesara: "cuando yo juegue en la selección, Chile nunca más va a perder".... ...no pasó ni lo uno, ni lo otro; no fui futbolista y Chile siguió perdiendo como siempre...

A medida que fui creciendo y lamentablemente viviendo las continuas derrotas de la selección, me preguntaba, "¿por qué cresta no ganamos nunca?"

Tuvieron que pasar 16 años para que Chile fuera nuevamente al mundial, es decir, pasé el resto de mi infancia y adolescencia sin ver a Chile en un mundial. Y, está vez en Francia'98, a pesar que teníamos un "buen" equipo, no fuimos capaces de mantener el triunfo, ni frente a Italia, ni frente a Austria, que déjenme decirles, fue patético, y hasta el día de hoy resuenan en mis oídos las palabras de Pedro Carcuro: "¡Qué terrible! ¿Por qué nos pasan estas cosas a nosotros?"
Casi me tiré por el balcón del departamento de mi amigo Ignacio, con quien veíamos el partido junto con nuestro otro amigo Sebastián.

Si consideramos a la Selección Chilena como un SER, ontológicamente podríamos decir que su coherencia Lenguaje-Emoción-Cuerpo era la de un Ser con un Lenguaje o mentalidad perdedora, acompañado por una Emoción pesimista y un cuerpo derrotista, así, cómo podríamos esperar que un Ser con tales característica siquiera llegase a pensar en ser campeón del mundo.

Hoy estamos felices con el trabajo de Marcelo Bielsa, quien a mi juicio a hecho un bonito y buen trabajo de coaching, desafiando los juicios, supuestos, paradigmas y mentalidad de la selección chilena, llevándola a transforma su coherencia ontológica, es decir, transformándola.

Si bien el cambio está a la vista y con resultados concretos, y por ejemplo, pasamos de jugar "eliminatorias" a jugar "clasificatoiras", me temo que aun falta trabajar más en el dominio Corporal de la selección. Me explico. A pesar que , el lenguaje y la emoción de la selección son las de un ser protagonista y ganador, el cuerpo no ha logrado el cambio profundo que requiere. Por ejemplo, ¿qué hace que Chile, a pesar de ir perdiendo en Salvador de Bahía por 2 x 0 frente a Brasil, logré empatarle 2 x 2? La respuesta, el ser un Ser con mentalidad (lenguaje) y emocionalidad ganadora y de protagonista. Sin embargo, ¿qué hace que a los pocos minutos después, Brasil vuelva a meterle 2 goles más, terminando por ganar el partido 4 x 2?
La respuesta, la falta de un "Cuerpo" capaz de sostener el resultado, y es eso lo que le está faltando a la selección, y porque sería una gran pérdida que Bielsa dejase la dirección de la selección después de Sudafrica 2010.

La Selección requiere de un Coach que la transforme completamente para que el proceso sea 100% exitoso. Esto no implica que Chile nunca más vaya a perder, sino que aprenda no solo a tener mentalidad y emocionalidad ganadora, sino también a tener un cuerpo ganador, protagonista, y capaz de no solo revirtir resultados adversos, sino capaz de sostener los resultados favorables.

9 comentarios:

Felipe Landaeta dijo...

Súper interesante la columna.

Mañana parto el curso de EAD en el MPO Interno 2010 y quisiera agregar, como factor crítico de éxito para este equipo, el rol de las condiciones organizacionales y el liderazgo.

En este caso específico, la llegada de Harold Mayne-Nicholls creo que le "subió el pelo" en algunas cosas al fútbol chileno. En términos de selección al menos (la liga chilena sigue siendo mas o menos lo mismo, salvo contadas excepciones como la U), con el "ordenar la casa" como yo le llamo, golpear la mesa y ordenar el tema de lucas, contratos exóticos de la directiva anterior y traer a uno de los mejores DT del mundo.

Además con su amplia red, ampliada con su cargo en la FIFA, logró acuerdos para diferentes actividades de la selección, como partidos con selecciones europeas.

Espero que Harold siga al mando de la selección, y si Bielsa no quiere ser el DT, seguro llegará otro muy bueno. Esperemos que no sea el Fantasma ni Tocalli.

VIVA CHILE!

Maricel Chinchón R. dijo...

De fútbol no se nada, pero me imagino el desafío que significa para un DT entrenar este "cuerpo" que mencionas, que según como yo lo veo no es igual a la suma de todos los cuerpos, por decirlo "sistemicamente", si no que además lo conforman muchas otras variables (los desempeños individuales, las coordinaciones en la cancha, el trabajo en equipo, etc.). Se pone además en juego el vencimiento de los egos individuales y se espera que antes que todo, cada jugador primero logre un propio cuerpo con presencia ganadora.

Anónimo dijo...

¡Qué notable la descripción! Nunca lo había visto así. ¡Excelente!

Anónimo dijo...

Yo creo que Bielsa ha hecho un excelente trabajo, y es muy probable que se vaya después del mundial.
En ese sentido, tengo el temor que quien venga en su reemplazo, pueda si quiera igualar el trabajo efectuado hasta hoy.

Cristian Vera dijo...

Grande Profe Bonini...podrias las arengas antes de que el equipo entre a la cancha!!! esta tarde cueste lo que cueste.....

Comparto contigo la descripciòn del momento del futbol y de nuestra selecciòn.

Maria Paz dijo...

Que bueno el análisis.
Y también me llevó a recordar cuando fuimos juntos a ver Chile-Argentina el '94, con Maradonna incluido, y empantando el partido.
Cariños.

Javier Provoste dijo...

Ni se nota que te gusta el INDIO
que paso con SALAS DON LEONEL EL TANQUE CAMPOS QUE HICIERON 100 VECES MAS QUE LOS QUE PUSISTE EN LA FOTO
SALUDOS,

JP

Oscar Morales dijo...

SOLO UN PEQUEÑO COMENTARIO Y RECADO PARA JAVIER. ERES CHUNCHO Y, POSIBLEMENTE, NO PUEDES EVITAR BAJARLE EL PERFIL AL EXCELENTE COMENTARIO DE RODRIGO. TE FUISTE A LA FORMA Y NO AGARRASTE NADA DEL CONTENIDO, QUE ES LO IMPORTANTE. BÁJATE UN RATITO DE LA GALERÍA (DONDE ES LINDO ESTAR PARA GRITAR POR SU CLUB), SÁCATE LAS ANTEOJERAS Y TRATA DE TENER UNA MIRADA MÁS AMPLIA DE LAS COSAS.
Y, FELICITACIONES A RODRIGO POR SU PROFUNDO Y SINTÉTICO ANÁLISIS,
UN SALUDO.
Oscar.

Carola Mendez dijo...

Rodrigo,

Me parece una mirada profunda de nuestra selección, del fútbol que es pasión de muchos. A pesar de no ser una gran fanática concuerdo con el sostener el cuerpo de la victoria, y no que solo aparezca cuando el equipo va perdiendo, algo a lo cual estamos acostumbrados, que también relaciono con lo que somos como chilenos, el sacar las garras sólo cuando nos vemos amenazados y no mostrarnos tan abiertamente cuando estamos haciendo algo bueno. Es algo que no había visto y que de verdad puede ser un punto decisivo en el mundial, agradezco tu nueva mirada.

Carola.