Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

lunes, 5 de abril de 2010

Expedición Cobquecura-Constitución: El Poder de la Confianza para obtener abundancia

La última expedición de Creemos en Chile fue espectacular. Superó con creces cualquier sueño que hubiese imaginado cuando la programamos.

Al equipo original, se nos unieron 29 personas más, quienes con mucho entusiasmo y amor, quisieron acompañarnos, y nos entregaron su mirada, su compañerismo y apoyo. Tengo el juicio que ellos, al igual que las personas de las distintas localidades donde estuvimos, también se fueron distintos.

Reflexionando bastante, no me cuesta nada describir esta iniciativa como:
  1. Ejemplo encarnado de lo que significa tener un Sentido de Propósito Común Superior, el cual está por sobre cualquier ego personal,
  2. Ejemplo vivido de lo que es trabajar en equipo de alto desempeño: Concectividad y Positividad,
  3. Ejemplo latente del poder de las emociones para el logro de altos resultados.
  4. Ejemplo del poder de la Solidaridad, no de la lástima y,
  5. Por sobretodo, el poder de vivir en un estado emocional basado en la Confianza y Gratitud.
Podría explayarme en todos estos puntos, sin embargo mi atención no logra irse del 5, pues estoy maravillado, encantado, conmovido, sorprendido, y plenamente seguro que si todos viviéramos en la "Confianza", el mundo sería un paraíso terrenal.

La expedición partió el jueves 01 de abril, y la noche anterior, la Susy, mi mujer, quien partiría al día siguiente, no paraba de preguntarme por todas las cosas que necesitaríamos, pues necesitaba tener todo controlado (eso es vivir en un estado emocional basado en el Miedo: El miedo nos lleva al Control). Yo le dije que se relajara y disfrutara de lo que iba a ser esta travesía, y vaya que lo gozo, y me emocionó mucho ver como se cargaba de energía.

El jueves, tenía programado que con el equipo alojáramos en Cobquecura en un fundo de un amigo de un primo. El problemas, fue que llegar a ese lugar en el bus, era imposible, sin embargo, conseguimos la alternativa de estacionarnos afuera de unas cabañas, donde nos facilitaron el baño y las duchas: primer regalo del Universo.

La noche del viernes, terminaríamos con una intervención en Cauquenes, donde nos facilitaron una escuela, tanto para hacer la dinámica, como para acampar. La confianza delegada en mi amiga Pamela Castillo y la solidaridad de su amiga Pilar, permitieron esto.


El sábado, fue un día increible. Llegamos a Pelluhe, pueblo fuertemente afectado por el maremoto, y donde por primera vez, el equipo se divide en dos: unos nos quedamos a intervenir ahí, y otros partieron a buscar locaciones en Luanco. Dos lecciones: la confianza entre los miembros del equipo para decirnos nuestros pareceres, y la confianza para delegar en otros, acciones para las cuales no se estaban originalmente. El resultado: quienes nos quedamos en Pelluhue, recibimos el regalo de conocer a Samuel, uno de los "héroes" anónimos que aparece en una de las imágenes que usamos en la intervención. Fue un regalo mutuo, pues él sabía que existía una foto donde aparecía él, pero que nunca había visto, y para nosotros, fue mágico tener a esta persona entre la audiencia.

Luego en Luanco, el paisaje, el escenario, y las personas, fueron un gran regalo para TODO el equipo. Quienes estuvimos en Pellhue, llegamos justo al inicio de la intervención.

Posteriormente, terminamos el día en Chanco, un pueblo donde la Iglesia desapareció completamente. No teníamos donde alojar. Andrés se consiguó un dato, fuimos a ver el lugar y Jorge, el dueño de casa, amablemente ofreció su casa y patio para albergar a algunos. Luego, fui donde bomberos para preguntarles por algún lugar donde poder albergar al resto del equipo, y el comandante, de la nada me mira, y luego toma su "radio" y llamar a un bombero para que saque el carro bomba y lo fuera a dejar a otro lugar para que nosotros pudiésemos acampar ahí; NOTABLE. Quienes íbamos en el bus, lo estacionamos afuera de casa de Jorge, y cuando me lavaba los dientes, sale un señor (don Lizandro) desde otra casa. Yo pensé que me venía a retar, pero cual fue mi sorpresa cuando me pregunta si estábamos bien, que él tenía 5 camas para ofrcer.... En la mañana, Luis sale del bus, y otra persona sale desde otra casa, y le pregunta si necesita un baño... ...Magia, pura magia. Aparecieron camas y baños donde antes no habían, desayunos, donde nunca lo pensamos, y generosidad, donde nunca la esperábamos. Nos trataban como "ídolos".

Luego, en Constitución, pudimos hacer tres intervenciones, y la última, ni en mi mejor sueño, hubiese imaginado un cierre como aquel. El equipo "DLC" fue el que "descubrió" el lugar llamado La Poza, y me avisaron que ahí había mucha gente y que sería un buen escenario para realizar la intervención. Así, les dije que convocaran a la gente para las 5 pm, luego de la intervención en el barrio Chacarillas. En la última etapa en Chacarillas, ellos mismos se ofrecen para irse antes y contener a las personas en La Poza para que no se fueran.
La Poza es el sector de Constitución que aparece en fotos y en la televisón. Está a la orilla del río por donde el mar entró destruyendo todo a su paso.

Al ingresar con el bus al La Poza, los niños comenzaron a perseguirnos, y nosotros los saludábamos por las ventas, y cuando el bus paró, formaron una hilera; se abre la puerta y baja Luis quien les pregunta que para qué era esa cola. Ellos respondieron que no sabían, y yo que venía detrás les digo: "Es una fila para dar abrazos". Dicho eso, se me tiran unos veinte niños a abrazarme. No puedo explicar lo que sentía en mi corazón, alma, espíritu y en todo mi cuerpo. No los quería soltar. Creo que ha sido uno de los momentos más felices y emotivos de mi vida, y quienes estaban conmigo, vieron como la emoción me llevó a quebrarme en un hermoso llanto.

Con este relato, trato de transmitir la importancia de cambiar el estado emocional en el que principalmente el mundo occidental habita: el Miedo, que nos lleva a querer tener el control de todo, sin darnos cuenta que tenemos todo absolutamente descontrolado y el mundo en constante peligro. La Confianza, por otra parte, nos lleva a la Gratitud, y a la Abundancia. Y si no me creen, esta expedición ha sido una muestra empírica de lo que hace tiempo y ahora vuelvo a decir. La Confianza, junto con la Gratitud nos llevarían a vivir en un paraíso terrenal.

PD: Toda mi gratitud y admiración a todos quienes fuimos parte de esta travesía de Creemos en Chile.

11 comentarios:

Marivi Salgado dijo...

Buenísimo artículo!!!!!! Me encantó la mirada!

Oscar Cáceres dijo...

Mi admiracion hacia tu liderazgo Maestro y a todo el equipo que te acompaña, y tu capacidad de ir a hacer lo que hay que hacer !!!!

Pau Donoso dijo...

Precioso!!!! , te felicito, me hiciste llorar :)

Pamela Castillo dijo...

Las gracias son para tí y ese equipo maravilloso que integras.

Creemos en Chile dijo...

Gracias Yoyo, me hiciste viajar una vez más a todos esoas mara villosos lugares y por enésima vez estoy mojando el teclado de puro llorón agradecido.
Gracias x la confianza

Constanza Huerta dijo...

Yo creia que estaba exagerando con lo que estoy sintiendo...pero ahora que veo lo que sienten ustedes, se que estamos todos en la misma...demasiado felices, agradecidos y enriquecidos por lo que hemos vivido...Yoyo tus palabras en el blog son increibles...es un excelente reflejo de lo vivido...Tengo el corazon gordito y orgulloso de todos nosotros y de toda la gente que nos recibio en los distintos lugares...Somos 3 llorones... ;)

Lili dijo...

somos cuatro... muchas muchas gracias por este maravilloso llanto. Admiración, asombro y gratitud. Muchas gracias

Sergio dijo...

Hermano de corazón. Me siento tan feliz de haber tenido la oportunidad de acompañarte... No se como transmitirte la alegría y luz que eres capaz de transmitir desde dentro. Espero esa misma energía alimente y permita seguir en este camino, que estoy seguro traerá todo lo demás. Un gran abrazo, IDOLO!

Ignacio Fernández dijo...

Se pasaron Rodrigo. Toda mi admiración y reconocimiento.

El énfasis que pones en la confianza, siento que es una confianza multinivel: confianza en uno mismo, en los otros y, sobre todo, confianza en el Universo o la certeza en lo invisible. De ahí provienen todos los mágicos regalos que narras.

Cuanta emoción al leerte y ver como se pueden hacer realidad estas afirmaciones. Que en amor, confianza y conexión con lo Superior, todo se manifiesta en orden perfecto.

Bello, bello, bello. Mis emocionado reconocimiento.

Ivonne Damian dijo...

Rodrigo...Agradecida de haberlos conocido y de haber compartido lo que para mi tambien es uno de los momentos mas felices de m vida...esa avalancha de abrazos de los niños de La Poza que tambien me toco recibir fue maravillosa. gracias por esta oportunidad y por ayudarme a descubrir que Si puedo...Comentabamos en el viaje de vuelta las cosas que habiamos hecho por primera vez...fueron muchas..jamas me habia imaginado convocando a un pueblo por altoparlante...

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Amigos,
Gracias por sus comentarios. Es increíble la sensación de extrañar seguir en esa sintonía que generamos,y extraño mucho a todo el equipo.
Gracias a quienes no siendo parte del equipo y que tampoco fueron a la expedición, de todos modos expresan sus palabras en este espacio, como Oscar, Pau, Lili, e Ignacio.

Y termino con lo que menciona Ignacio: No olvidemos la "certeza de lo invisible"