Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

viernes, 28 de agosto de 2009

Felicidad v/s Éxito

En la Revista de Deportes de El Mercurio de hoy viernes 28 de agosto, Bielsa señala algo muy cierto: “El éxito y la felicidad no son sinónimos”.

Nada más cierto y sabio, y sin embargo, aun son muchos – sino la mayoría, quienes asocian que para ser feliz, hay que tener éxito o ser exitoso. Cuando en realidad, muchas veces, en ese ímpetu por ser “exitoso”, se juega la felicidad misma.

Pero, ¿qué es el éxito? Se suele pensar que éxito es ganar mucho dinero, ocupar altos cargos en importantes empresas, ser un personaje público de la TV, ser un tremendo empresario, un deportista de elite, o un Actor de Cine famoso, entre muchos otros, pero todos con el factor común del dinero y la fama.

Ahora me pregunto yo, ¿no es exitosa aquella madre soltera que a costa de esfuerzo, sacrificio, perseverancia, pero por sobretodo amor, cariño y ternura logra que sus hijos tengan una buena educación, a pesar de los escasos recursos económicos y precarias condiciones en las que vivían? ¿No es exitoso a caso aquel padre que en vez de dedicarle más tiempo al trabajo, se lo destina a sus hijos, consiguiendo con ello un mejor vínculo y darle mayor alegría a ellos? ¿No es exitoso aquel empresario que por privilegiar las condiciones económicas de sus empleados, sacrifica utilidades? ¿No son exitosos aquellos jóvenes que voluntariamente destinan su tiempo en labores sociales, brindándole compañía a ancianos, niños, y enfermos? ¿No son exitosos aquellos profesionales universitarios que vez de ir a ejercer sus profesiones, se entregan a la educación pública? En definitiva, ¿no son exitosos todos estos personajes anónimos, quienes tan solo son conocidos por quienes reciben su amor, cariño y compañía?

Luego, si vemos bien, podemos hacer la siguiente distinción: Cuando el éxito está sustentando en cosas materiales, la felicidad no se alcanza, pues implícitamente tiene asociado el concepto de insuficiencia y escasez. Por otra parte, cuando el éxito se sustenta en las relaciones humanas, alcanzar la felicidad es mucho más factible, porque tiene implícito el concepto de la abundancia y generosidad e incondicional.
Y que quede claro que no estoy diciendo que las cosas materiales, la fama, el prestigio o el dinero sean malos; solo digo que cuando el foco está puesto en ellos, la felicidad que se obtenga es muy pasajera y se desvanece rápidamente.

6 comentarios:

Carmen Ortúzar dijo...

Siempre he pensado lo mismo. La felicidad no es lo "brillante y exitoso" que uno pareciera ser sino que se lleva en el alma, al hacer lo posible para que los que uno quiere (y los demás)sean felices. Como tù dices, el proceso es lo que produce algría, así como cuando uno se prepara para hacer un regalo a la persona querida y pierde tiempo en buscarlo o crearlo nada más que de pensar en la cara de felicidad que pondrá cuando lo reciba.
Al contrario, lo que se conoce como éxito o fama no siempre viene con la felicidad ( a veces sí) porque la superpone a ella. En todo caso, no para todos la felicidad es la misma. Felices los simples de corazón que disfrutan lo que Dios nos regala cada día.

Ignacio Fernández dijo...

Ta claro. Completamente compartido.

Romi Matiesen dijo...

Muy bonita la distinción.
Un pequeño aporte. Me parece que lamentablemente la televisión fomenta lo contrario, sin embargo, genial que haya espacios como éste.

Romi.

Anónimo dijo...

¿Qué tiene de malo el dinero o la fama? ¿No habrá cierto dejo de resentimiento en esta columna?

Anónimo dijo...

que bien seria en que mayoritariamente se de la felicidad junto con el éxito, pero es claro lo que dice Carmen Ortúzar y concuerdo en todos sus puntos y a lo que pregunta anonimo; ¿que tiene de malo el dinero o la fama? digo, como cualquier cosa inerte no tienen nada de malo, pero el como lo conseguimos, para que, es en donde uno debe estar atento para el bienestar.
El dinero es "Solo" otro medio prescindible y no un objetivo.
-Una persona feliz-

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Gracias a todos por sus comentarios y aportes.
A Anómino y la Persoa Feliz; no hay nada de malo con el dinero y la fama; es más bienvenido sean, siempre y cuando estos no te transformen en un "esclavo". Nada más con ver a Marlen Olivari y a Rocío Marengo, quienes ya no saben qué hacer para mantener la Fama y el dinero...

...espero haber explicado la diferencia.