Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

domingo, 3 de mayo de 2009

¡RESETEAR!

He estado pensando referente a los tiempos que estamos viviendo, los constantes cambios a los que nos vemos enfrentados, tanto en términos organizacionales, como personales y naturales. Con el pánico que ha generado la Influeza Porcina, me pregunto si la gente está preparada para circunstancias peores (claramente me da la impresión que no). Además, veo que la política intenta aferrarse a como de lugar a sus antiguas prácticas, la polarización se acentúa más y más que impulsar vientos de cambios, queremos aferramos a como de lugar a lo que ya conocemos.
Con mucha lástima y hasta algo de tristeza, veo como la sociedad no quiere enfrentar los desafíos adaptativos, pues nadie quiere asumir ni los riesgos, ni las pérdidas emocionales que ellos implican. Como ya mencioné, por el contrario, se aferran a mantener el Status Quo y proteger su comodidad, no importando si esto significa estancarse.

Me dio pena leer los comentarios destructivos de muchas personas en la columna del padre Berríos en Emol (me he dado cuenta que emol, más que un espacio abierto al diálogo, se ha convertido en uno donde poder descalificar gratuitamente, ya sea al autor, o a quienes comentan). Esto sustenta cuando he venido hablando que en Chile no estamos abiertos a las opiniones y forma de pensar de los otros, lo cual nunca nos llevará a generar un sentido de país que nos movilice como nación a un progreso real, donde los mayores beneficiados serían los segmentos de menores recursos. Si no dejamos de lado los egoísmos personales y colectivos, si no generamos diálogos y conversaciones basadas en lo positivo, jamás nos conectaremos con quienes piensan distinto a uno, logrando encontrar una meta convergente.

Dado esto, creo que el país necesita “RESETEARSE”. Es decir, si seguimos pretendiendo hacer lo que siempre hemos hecho, si nos seguimos aferrando al conocimiento que ya tenemos, y si seguimos pensando de manera egoísta y egocentrista, solamente lograremos conseguir más de lo mismo.

La sociedad, las organizaciones, la política y las personas de manera individual, debemos estar abiertos a nuevas posibilidades, a dar crédito a las opiniones de otros, a cambiar nuestras conductas y comportamientos, a cambiar por sobretodo, la manera como conversamos.

La invitación es a Resetear, tal como cuando reseteamos un PC para que el sistema funcione. Partir de nuevo, mejorando lo que ya tenemos, encontrando nuevos métodos, escuchando nuevas ideas. Si bien Marty Linsky tiene una aproximación un tanto distinta a lo que sería “Resetear”, pues se enfoca a la realidad Estadounidense, describe el concepto como: "Resetear requiere descubrir qué cosas que valoramos son realmente importantes como para mantenerlas, y qué cosas que valoramos, podemos dejarlas atrás, de modo de poder adaptarnos a la nueva realidad en la que estamos viviendo".

Como decía en un principio, enfrentar los desafíos adaptativos requiere aceptar pérdidas y correr riesgos. Requiere que reseteemos nuestra forma de pensar, de actuar, y de ver la vida.
¡No seamos dinosaurios! Ellos no se resetearon, no se adaptaron y desaparecieron. Las ratas se resetearon, se adaptaron y siguen vivitas y coleando hasta hoy.

Quienes pretenden ejercer Liderazgo, han de transmitir esto, ya sea en sus organizaciones, en el gobierno, en la Educación y en la familia, sobretodo, educando con el ejemplo.
(Linsky cuenta un caso muy bueno en su blog, es sobre el ejemplo de “Resetear” que Jeffrey Immelt, CEO de General Electric está demostrando en la comunidad Corporativa de EEUU.

4 comentarios:

Ignacio Fernández dijo...

El riesgo de resetear es que se parta de cero en "la misma estructura de hardware y software". Prefiero verlo como un "cambio de switch", es decir, conectar con esos chips y softwares internos que tenemos instalados y que están en desuso. Es ver la vida como ADN energético y no como ADN biológico solamente, concebirnos como seres energía más que como seres polarizados y atómicos, es conectar con una memoria originaria, más que con la memoria de la humanidad.

O sea, es cambiar el switch y conectarnos a nuestra FUENTE generadora. Si resetear supone reconectar con esa fuente originaria, estoy ¡completamente de acuerdo!.

No te desanimes Rodrigo. El miedo campea por todas partes (crisis económica y gripe porcina), que da para pensar que es deliberadamente provocado para "controlar al mundo y las personas". Más allá de eso, los desafíos adaptativos requieren de personas automaestreadas o en vías de, con eje interior, viviendo en confianza y positividad, y conectadas con Dios, es decir, con personas como tú, que te has apropiado de tu gestión de ti mismo.

Me atrevo a sugerir que "te" están preparando para tareas futuras. Y eso no tiene que ver con el "n", con la cantidad de personas en baja o alta vibración. Tiene que ver con la potencia energética positiva e irradiante de los seres más desarrollados (y esto lo puede hacer cualquier ser humano). Así que, nuestra pega es a pura persistencia, coraje, GPS interior y referente en lo Superior. ¿No crees?

José Prieto dijo...

Concuerdo con Ignacio, creo que el concepto resetear no es el más adecuado para transmitir lo que pretendes comunicar.

Piensa que el reseteo es parte del Hardware, que vendría a ser el cuerpo, siendo que lo que hay que cambiar, es la manera de pensar, es decir el Software.

En este sentido, Ignacio se aproxima más cuando dice lo del cambio de switch.

En todo caso, entiendo a donde apuntas, y eso sí lo comparto.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Ignacio, José,

Gracias por las aclaraciones.
Efectivamente, el término que utilicé no es el mejor para lo que deseaba transmitir, tal vez me falto el detalle que genialmente comenta Ignacio: el desafío adaptativo requiere de personas que con automaestría, perseverancia, coraje y conexión con el GPS Interior; personas dispuestas a ejercer Liderazgo que produzca los encuentros con los desafíos adaptativos.

Además, concuerdo que es más un tema de "software" que de "hardware", aunque como vemos en Coaching, el "hardware" también tiene lo suyo.

Gracias por sus palabras.

Maria Paz dijo...

Rorro,

Entiendo que es como resetear la mente, y al volver a "encenderla", inyectarle otra energía como dice Ignacio Fernandez.

Lo tomo como que estoy con rabia, me reseteo y al volver a encenderme, me encuentro con calma.

Como dice Patricia May, cambiar los estados mentales emocionales.