Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

martes, 19 de mayo de 2009

De la Ingeniería Comercial, al Coaching Ontológico

Como son las cosas. Cuando estudiaba Ingeniería Comercial en pre grado, el ramo que más me gustó no provenía ni de Economía, ni de Marketing, ni de Finanzas, sino que era un ramo electivo del área de la Filosofía. Se llamaba “Temas de la vida contemporánea”, del cual aprendí algo que hasta hoy, jamás se me ha olvidado, el concepto de libertad: “la capacidad de cumplir los compromisos que voluntariamente y sin obligaciones, uno adquiere; de lo contrario, uno se transforma en esclavo de la pereza, la irresponsabilidad y la desconfianza”. El profesor se llama Max Figueroa y cada vez que me lo he encontrado en la calle, le recuerdo eso, y es increíble como eso lo alegraba, y de cierta manera, me alegraba yo también.
Además de “Temas” (como le decíamos a ese ramo en la Universidad), tomé todos cursos "Pensamientos éticos y políticos: clásico, medieval, moderno y contemporáneo". Aquí hago un mea culpa, pues los 3 primeros los dictaba un profesor del cual no logro recordar el nombre, y sin embargo, era excelente. Lo notable de él, es que a parte de ser súper exigente para ser un ramo electivo (de hecho por lo mismo, sus cursos no eran de más de 6 personas), a mí logró hacerme pensar como pensaban los hombres de cada una de esas épocas.
Y "Pensamiento Contemporáneo" también lo tomé con Max Figueroa, logrando hacer la conexión con "Temas de la Vida Contemporanea". Aprovecho de agradecer a Max por sus clases y por la buena onda cada vez que nos hemos encontrado.

Luego, en el MBA, nuevamente el ramo que más me gusto, no fue ni de Economía, ni de Marketing, ni de Finanzas, sino un ramo también ligado a la filosofía, llamado “Conversaciones Dinámicas”, donde el foco central era que las empresas son redes de conversaciones que se relacionan de forma dinámica con otras redes. Este ramo lo tomé en MIT, cuando fuimos al Internship, y estaba muy ligado al pensamiento de Peter Senge, el autor de la “Quinta Disciplina”.

A lo que voy con todo esto, es que desde mis tiempos de pre grado que me daba cuenta que las empresas no solo son organizaciones económicas, financieras, ligadas al Marketing o a los RRHH, sino que hay algo más. ¿Cómo era posible que empresas que utilizaban las mismas tecnologías, los mismos procesos, que competían en la misma industria, tenían prácticamente la misma cantidad de empleados, y todos con grandes departamentos de RRHH, podían tener desempeños tan diferentes y por ende, utilidades tan distintas?

Investigando y averiguando, fui a parar primero, con el Liderazgo, en un seminario el año ´99 donde Daniel Goleman comenzaba a difundir el tema de la Inteligencia Emocional, donde manifestaba que quienes pretendían ser buenos líderes, primero debían ser extremadamente empáticos, con una visión de horizontalidad y por sobretodo, sabiendo escuchar más allá de lo que se oye.
Luego, conocí la filosofía de Ronald Heifetz, fundador del Centro de Liderazgo Publico de Harvard, quien indica que Liderazgo no es una cualidad ni una característica con la que algunos afortunados nacen, sino que una actividad y un proceso, y que no es para nada lo mismo que Autoridad.
Finalmente, llegué a parar con el Coaching Ontológico, mi nueva pasión. Yo tenía mucha información y literatura sobre Coaching para la Acción, muy ligado al Coaching “Gringo”, pero que en realidad, no era lo que andaba buscando.

Al encontrarme con el Coaching Ontológico, entendí el para qué tomé tantos ramos de filosofía en pre grado, y cuánto me sirvió el curso en MIT sobre “Conversaciones Dinámicas”.

Hoy, me cuestiono profundamente si seguir ejerciendo directamente como ingeniero comercial. Mi GPS Interior, el Logos que mencionaba Heráclito, me dice que tengo que ir por otro lado; me quiere llevar a nuevos desafíos, a lo mejor también ligados al mundo empresarial, pero desde otra perspectiva.

Muchos me dicen que estoy loco, que qué es esto de ser Coach Ontológico, de la ontología del lenguaje, del poder de las conversaciones, que para eso están los psicólogos, etc. No obstante la mala onda que he recibido, mi ánimo, mi entusiasmo y mi pasión por esta nueva disciplina, junto con mi autogestión, me permiten seguir en esta senda, teniendo que correr los riesgos y los costos que ellos impliquen.
Estoy seguro que desde una nueva versión de mí mismo, puedo ayudar a las empresas a convertirse en organizaciones sobresalientes, llevándolas a enfrentar los desafíos adaptativos que los cambios traen, de manera efectiva, desarrollando liderazgo dentro de ellas, y por sobretodo, colaborarles con el desarrollo de la gestión de sí mismo de sus empleados.

8 comentarios:

Ignacio Fernández dijo...

Bellísimo como narras tu evolucionar Rodrigo. Cierra tus oidos a los comentarios de cualquiera que te envié negatividad. Quizás algunos hablan con cariño, aunque la experiencia dice que muchas veces hablan desde creencias rígidas, prejuicios desinformados o simplemente envidia.

Lo que tengas que hacer en lo profesional se irá develando solo. Si mantienes tu centro y la escucha a la GPS interior, la Vida se encargará de generarte las oportunidades e iluminarte el camino. Lo sabes: la clave es la fidelidad a tu proceso y ese "oido interno" sólo lo tienes tú.

Un elogio a tu valentía y un reconocimiento a tu pasión por llegar a ser el que quieres ser.

Ignacio

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Ignacio,

Muchas gracias por tu apoyo y "compañía".

Javier Ortuzar dijo...

Primo, antes que todo un fuerte abrazo.

Sobre tu articulo lo encuentro muy interesante, a pesar de que desconozco bastante de las cosas que escribes (como el concepto de coaching ontologico). Sobre los ramos de la U, en algunas cosas me paso lo mismo, al tomar los mismos filosofia 1 y 2 (asi se llamaban en la escuela).

Lo que mas rescato de tu articulo es el darse el tiempo para pensar en lo que quieres pero mas aun en atreverse. No comparto con Ignacio el no escuchar los comentarios negativos. Creo que de todo uno puede rescatar algo, a mi me pasan diciendo diferentes cosas. Depende de mi lo que tomo y lo que no. Y muchas veces son esas cosas "negativas" que no me agradan, las que te llevan a repensar o a mejorar.

Me volvi a acordar de una frase de Nietzsche con tu articulo, algo asi como el que tiene claro el que casi siempre encontrara el como. Finalmente de eso se trata. Si bien en la vida tenemos un camino muy distinto, lo que podemos compartir (y asi lo espero) es saber que es lo que quieres. Gracias a dios he tenido la oportunidad de trabajar en algo que me apasiona, sin embargo constantes ofrecimientos, cambios me llevan a plantear las cosas de forma distinta mas rapido de lo que me gustaria.

Me fui del tema, pero en fin. Lo que queria decir es la importancia de tu aclararte lo que quieres, ahora cuando se acerca "el momento" de mi vida creo tenerlo claro, hacer feliz dia a dia a mi futura senora. Eso trae una serie de cosas pues si yo no lo soy dificilmente podre entregarle algo bueno a ella.

Solo te puedo decir que tienes todo mi apoyo para cualquier desicion que tomes y como pude leer tambien el de Susy. Me alegro un monton de que estes en estos procesos reflexivos. Son todos estos cambios drasticos, o puntos de inflexion en nuestras vidas los que creo nos ayudan a crecer como seres humanos. A ser mas felices, mas completos. Y finalmente a aportar algo.

Nuevamente un abrazo grande desde el sur de Namibia,

Javier

Maria Jesús Calle Ruiz dijo...

Gracias Rodrigo por el artículo. He visitado tu blog y me gusta, ya tienes otra lectora!

Maricel Chinchón dijo...

Rodrigo, permiteme decir que eres un valiente pues te has atrevido a dar un salto y adentrarte en aquello que para otros suena misterioso!además que te estás atreviendo a seguirle el ritmo a tu corazón...hacer lo que mas te gusta!!! Quizá por ahí va nuestro viaje de descubrimiento...exito y gracias pues al compartir tu vivencia he aprendido mucho!

Maria Paz dijo...

Rodrigo,

Wow! Es increible, pero yo siempre creí que lo tuyo era algo más relacionado al humanismo que a lo comercial. Yo estudiaba Derecho, tú Ingeniería Comercial, y sin embargo, conversabamos temas profundos que muy pocos ingenieros tocan, y bueno, el hecho que te gustaran los ramos de filosofía son gran evidencia de aquello.

Como dicen por ahí, más vale tarde que nunca. Te deseo mucho éxito en tu nuevo aprendizaje y proyectos.

MP.

Carmen Ortúzar dijo...

Rodri, no sé si te dije lo feliz que me sentí a escucharte el otro día (en la reunión) que ahora eras feliz con lo que hacías. No sabes cuánto he rogado por ello siempre (Así como también lo hice para que te encontraras con Dios), ya que la felicidad de los pares es que sus hijos lo sean. Para eso los criamos con todo el amor posible.
Bueno, respecto del comentario, te encuentro toda la razón, ya que muchas veces son gestos pequeños o los ramos electivos los que a uno le van dejando cosas importantes. A mí también me sucedió.
También le encuentro razón a Javier Andrés: todo comentario vale la pena. Y como lo dices en un artículo, uno tiene la libertad de elegir... y mientras más opciones hayan, mejor... aunque se haga más difícil y compleja la elección (de hecho, antes bastaba un jab´n para lavarse y ahora uno ya no sabe cuál elegir)...
Me gusta verte con esas inquietudes, sobre todo de ser mejor persona y más empático. Eso es lo que nos hace feliz porque nos ayuda a ayudar...
Te acompaño en todos tus pasos...
Me alegro por ti y por Susy. Y que sigas feliz en tu búsqueda y tengas éxito (en la búsqueda de la felicidad).

Susy dijo...

Rodri
de seguro hay muchas personas que te criticaran por lo que piensas hacer, o lo encontraran una locura hacer cambios drasticos en momentos complicados (como la bendita crisis), sin embargo creo que las cosas pasan por algo y que a lo mejor esta es la oportunidad con que hagas lo que realmente te gusta y como yo quiero que tu seas feliz, sabes que tienes mi apoyo 100%.
cuando me case contigo, lo hice en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad, así que hechale para adelante, fuerza, ánimo y algo me dice que vas a triunfar.
comparto con suegra y primo, que uno debe escuchar todo tipo de consejos, buenos y malos. a veces uno esta demasiado cegado y necesitas opiniones y uno vera cual es la mejor.
Te amo
Susy

PD: Ignacio Fernandez, ayúdalo :)