Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

jueves, 12 de febrero de 2009

Crisis y Liderazgo

Muchos somos los que ya hemos leído o escuchado los dichos de Albert Einstein, respecto que si se quiere innovar o obtener resultados nuevos, no se puede seguir haciendo lo mismo. Es decir, para obtener algo distinto, hay que CAMBIAR (los procesos, los factores de producción, al personal, los valores, los hábitos, etc).

Además, respecto de los tiempos de crisis, Einstein dijo:
No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura.
Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.
Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”.
Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.
La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El problema de las personas y los países, es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.
Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.
Hablar de crisis es promoverla, y callar la crisis, es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla
”.

Conciente o inconscientemente, Einstein ya estaba manifestando la diferencia entre soluciones técnicas y soluciones adaptativas. Claramente, las crisis requieren de un cambio Adaptativo, de hacernos entre todos, parte del problema y responsables de buscar en conjunto, las nuevas soluciones a la nueva realidad.

Pero para esto, se requiere Liderazgo. Se requiere de alguien que se atreva y tome el desafío que implica movilizar a las personas en tiempos y escenarios de incertidumbre, donde las respuestas no son conocidas, y donde las personas se deben hacer responsables del problema y de buscar las soluciones. Esto es la esencia del Liderazgo.

Se requiere de personas dispuestas a poner los problemas difíciles “en la mesa”, ejerciendo liderazgo, con o sin autoridad. Personas dispuestas a nadar contra la corriente y los paradigmas establecidos. Gente capaz de generar tensión; una tensión movilizadora. Pero al mismo tiempo, gente capaz de contener la presión que generan los cambios y los conflictos, pero en la medida suficiente que no de paso a disminuir el trabajo adaptativo.

Sin liderazgo, no hay cambio. Sin cambio, no hay adaptación. Y sin adaptación, no hay soluciones.
Pretender salir de la crisis sin Liderazgo, es querer salir de ésta, haciendo lo mismo, sin querer "sacrificar" nada a cambio.

4 comentarios:

José Manuel Cordova dijo...

La relatividad envuelve a la crisis , el asunto es constante, existe constantemente una situación crítica que es la ausencia de luz interior, , un apagón, el pecado común de la humanidad, o lo que los budistas llaman la ignorancia, y por otro lado esta la gracia, la divinidad. Ambas se encuentran en todo lo relativo a lo humano. Cuando ocurrió la dictadura por ejemplo, en el ámbito de las artes, todas las artes sufrieron un retroceso, debido a que la angustia material por el impedimento de espacios de creación , se topó diréctamente , con la opresíon del yo en las artes, es una conclusión internacional y nacional , de que el arte tuvo un retroceso en ese período, entonces la crísis no generó avance sino lo contrario y el arte terminó por ser una especie de vanguardia, arte pop y pasquín criollo... Lo que realmente produce el florecimiento del arte es un espacio social menos opresivo que permite su expansión pacífica. En verdad la luz , genera la luz. La ausencia de luz, la prueba que describe einstein, es una caída, un retraso o retroceso que solo se supera al aclarar todo el proceso, rebasando la etapa crítica. Por eso no dependemos en realidad del pecado, de la ignorancia o del ego para iluminarnos, ya que solo invocando la fuente se obtiene el incremento de su caudal.Es cierto que este planeta es un lugar de egos guerreros que creen que luchando con las sombras o resistiendo a los enbates de la ignorancia es como se crece, pero esa creencia es una mera cáscara que esconde una sola invocación del ser humano por el poder de la gracia de la vida, que no se alimenta de la muerte , la cual en verdad no existe.....todo es vida eterna y si rebasas la relatividad de einstein, la cuarta dimensión por asi decirlo, más allá del tiempo solo esta la gracia....es un buen consuelo para el ser humano creer que los líderes son los que luchan , frente a sus espejos, sus mentes antagónicas,pro la lucha no es nada sin la base, un fuego sagrado conectado a otra frecuencia que rebasa los conceptos del liderazgo mismo.Los verdaderos líderes son sumisos , y con el amor de sus pechos , encienden sus palabras atravezando la relatividad...una sola puerta...la Misericordia y la severidad en equilibrio, una luz que purificará a todas las almas....
Para qué perder el tiempo sobándonos los lomos frente a las crísis, la crísis no se debe proyectar, ni hay que conbatirla, es una forma sombría y herrática de la humanidad..es mejor la confianza eterna proyectada para transformar espiritualmente al mundo, donde a crisis misma , una sombra, sea utilizada, transformada y reintegrada en todo su espacio que ocupa para iluminar...y que los escépticos y hasta los malvados se rediman por el peso de esta luz, no es soberbia, es el liderazgo que se necesita en todos , santidad en luz,hecha proyección por el mundo, fé perfecta, abandóno del letargo del caer por los errores, renuncia real prestando a camio la sustancia entera de sí mismo , para una causa cósmica y trascendente!, los impedimentos son el carbón de un horno de amor triunfante, la integración y el motivo de la fuerza de la vida, un contrato divino que es posible hoy, y todos lo pueden hacerl.

Romi Matiesen dijo...

Rodrigo:

Es muy cierto lo que indicaba Einstein. Lamentablemente, a parte del Liderazgo que tú mencionas que falta, hace falta que de cada uno, nazca un liderazgo interior que nos mueva a replantearnos nuestras vidas, valores y actitudes.

Creo que el liderazgo principal, es el que nace de uno mismo primero.

Romi.

Rodrigo Frunz dijo...

Bien armado.
Como dices tú, y como dice Romi, falta poner en práctica ambas cosas: el liderazgo, y el liderazgo interior.

Saludos,

Rodrigo F.

Pablo Ignacio Valenzuela dijo...

La crisis mundial ha llevado a los líderes y a los representantes de las corporaciones ha replantearse los modelos económicos; capitalismo neoliberal o economía estatista u proteccionista, y un gran grupo de empresas han tenido que alargar la mano esperando ayuda de estados que por años pregonaban la no intervención, está comenzando una debacle de liquidez que se ha traspasado al poder de compra de los consumidores o mas bien a su poder adquisitivo. Sumado a estas coyunturas está la crisis energética debido al calentamiento global o simplemente por la mala administración de los recursos que por codicia las empresas trasnacionales han diezmado.

Echando a volar la imaginación creo que no vamos a estar lejos de un cambio en los paradigmas de consumo debido a un empobrecimiento severo de la población, donde el agua, la carne , los combustibles y la ropa escaseen de modo tal que la película MAD MAX sea una realidad que tengamos que vivir y que el trueque sea algo cotidiano. Pero para que esa realidad no llegue de forma tan brusca debemos hacer un cambio adaptativo y pensar en el trueque y el reciclaje como parte de nuestra vida y las energías alternativas ya no como una alternativa sino como LA UNICA ALTERNATIVA. Estamos en el umbral de un giro drástico, independiente de la "Cosmo Visión" que las personas tengan lo que está en la mente colectiva de las masas es que se espera un cambio.

Pablo Ignacio Valenzuela
http://elpaisde.blogspot.com/