Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Por qué?

Aquí estoy, dando inicio a esta aventura de compartir experiencias, emociones, sensaciones, historias, comentarios, artículos, videos, etc, que puedandescribir lo que estoy sintiendo.

Se preguntarán, ¿por qué "Liderándote", a dónde quiero ir con eso?

En realidad, hace bastante tiempo que intento buscar respuestas y soluciones a los problemas, inconvenientes y conflictos que como cualquier persona, vivo y he vivido a diario.
En general, uno busca respuesta en los demás, en las circunstancias de la vida, en la mala o buena suerte que a uno le toca, a la ley de Murphey, a la familia, a los amigos, el trabajo, a la sociedad en general. De un tiempo a esta parte, me di cuenta que buscar de esta forma la causas y soluciones a estos temas, era la vía fácil de dar respuesta. Algo interior me hacía sentir que eso no era la correcto, y poco a poco, fui dándome cuenta que efectivamente, la manera y camino correcto de encontrar la "verdad", era comenzando por buscar en dentro de mí, y no cargarle la responsabilidad de mis problemas a terceros.

Darse cuenta de esto, llega a dar hasta miedo. ¡Sí! miedo, pues me doy cuenta de la gran responsabilidad que tengo por delante, que ahora todo es consecuencia de mis actos, de mis pensamientos, de mi forma de ver y vivir la vida.

Luego, teniendo esta gran responsabilidad por gestionar, pensé que Liredarme o autogestionarme, sería el primer y gran paso a este cambio personal. Sin liderarme a mí mismo primero, no puedo liderar a otros. Sin autogestionarme, no puedo gestionar a otros. Sin liderarme ni autogestionarme, no puedo tomar el control de mi vida, y más bien, me dejo llevar por la corriente, por la sociedad, y paso a ser un ¡expectador de la vida, no un protagonista!

Si han leído o visto "El Secreto", entenderán cuando digo que fue la ley de la atracción la que me llevo a tomar el Curso "Lireazgo e Innovación Personal", del profesor Ignacio Fernandez de la U. Adolfo Ibañez.

Este curso, me ha permitido comenzar a entender, comprender, y hasta a unir muchas interrogantes y respuestas que tienen relación directa con el crecimiento y cambio interior personal.

Por ahora, soy tan solo un aprendiz de mí mismo, y con el tiempo, espero llegar a ser un gran "Gerente de mi Yo".

11 comentarios:

Ignacio Fernández dijo...

Una belleza tu reflexión, Rodrigo. Bienvenido al club de los que se atreven, de los que buscamos dentro de nosotros mismos, a pesar de que "lo externo" normalmente nos dice que estamos equivocados. Somos minoría, por ahora. Aunque una minoría que se expande a una velocidad cuántica y que va encontrando resonancia en los cientos de personas que queremos vivir nuestra vida desde el sentido existencial, ese que conecta con los otros, con lo Superior y con lo mejor de cada uno.

Me alegra infinitamente que te atrevas a escribir tu blog. Requiere la certeza de tener algo que decir y compartir. Yo estaré para leerte, seguirte y comentarte.

Un abrazo,

Ignacio

maeugenia dijo...

Que sensación de satisfacción me genera tu reflexión Rodrigo, yo partí hace años en esta aventura del viaje interno y te cuento que cómo dice tu profe, requiere osadía, valor, constancia...sin embargo genera crecimiento y eso sin duda afecta a todos tus cercanos.Bienvenido !!
Vi el secreto, y sacudiéndole el componente gringo, me hace todo el sentido del mundo.
Te mando un abrazo grande, y desde lo tía tuya que soy, me siento orgullosa de tenerte como sobrino.Cuenta conmigo también para acompañarte.

Tía Quena

Manuel Silva dijo...

Primo, que palabras tan buenas y que tan llenas de contenido, profundo y no el que precisamente les gusta a las masas, por eso estoy de acuerdo con el primer comentario del valor necesario para emitir tu opinion , lo cual celebro desde la distancia y te brindo todo mi apoyo moral y existencial dandote le bienvenida a este mundo de busquedas y de aprendizajes sobre todo del uno mismo. Felicidades.

Carmen dijo...

Gracias, mi Rodri, por esta profunda reflexión, porque eso te acerca a la felicidad.
Te comprendo mucho pues desde niña me entretuve en esta aventura de averiguar quién era y para dónde deseaba ir. Y sigo en ello porque cada día somos distintos.
En esta hermosa etapa de mi vida estoy más que satisfecha por lo logrado. Y leerte es uno de esos logros.

Te felicito, mi Yoyo, y te aliento a continuar en esta atractiva experiencia. Y a compartir tus hallazgos. Estoy para acompañarte y escucharte (leerte).
te ama,
Mamá

Anónimo dijo...

Hola, Excelente tu primer artículo. Gracias por compartirlo.

Mario.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Ignacio,

Gracias por tus palabras de Aliento, y por tus clases.

Será un camino largo, y probablemente lento, pero sin retorno.

Un abrazo,

Rodrigo.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Tía Quena,

Me alegra y soprende gratamente que mis palabras la hayan emocionado.
Gracias por sus palabras!!!

Y bueno, supongo que lo "Gringo" del Secreto, hace que la gente se entusiasme. Creo que lo importante, es tener Fé, sin ella, no sirve de nada lo "parafernareo" de El Secreto.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Manual, primo,

¡Qué genial recibir tus saludos aquí en mi Blog! Muy linda sorpresa.

Aporvecho de contarte que lo pasé muy bien con Christian cuando lo llevé al partido de Chile con Brasil. Es un niño al que le falta atención y cariño no más.

Un gran abrazo,

Rodrigo.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Hola Mamá,

Sabía que no faltaría tu lindo comentario.
Gracias por el cariño y amor...

Anónimo dijo...

Yoyo, me fascinó tu declaración y el manejo del lenguaje. Me encantó que te atreviras a expresar los cambios que estás viviendo y experimentando. Te deseo mucho éxito, y se perseverante en esto.
Un abrazo,

Mariana

Anónimo dijo...

Hola, no nos conocemos, pero por medio de tus escritos, he aprendido a conocer un poco de ti. Me emocioné con tu Por qué, y espero que logres encontrar las respuestas que buscas.
Un gran abrazo,

Lorena.