Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

viernes, 28 de octubre de 2011

No caer en la trampa de no pedir ayuda

El miércoles pasado, una amiga se encontraba bien acongojada por una serie de problemas, ante lo cuál le pregunté,"¿a quién puedes pedir ayuda?
Su respuesta fue tajante, "a nadie, no quiero deberle favores a nadie porque la gente no hace un favor sin esperar algo a cambio".
Y le respondí, "entonces cuando tu hacer un favor, esperas algo a cambio..."     ...el Silencio se hizo presente.

Este breve diálogo me generó profunda tristeza, pues me fue fácil imaginar la nula capacidad de encontrar posibilidades que ella tiene con su juicio que las personas dan favores a cambio de algo, y no puedo invalidarlo, pues seguramente, está fundado por sus experiencias vividas, lo cual más tristeza me provocó.

Luego, quise hacer un pequeño quiz en Facebook y postié lo siguiente:
"Quién no pide ayuda, a la larga si afortunadamente no se hunde, de todos modos queda solo(a)... ...¿cuáles son los juicios y/o creencias que te impiden pedir ayudar cuando lo necesitas?"
Y afortunadamente, el post tuvo varios comentarios:

- Creerme autosuficiente y "super woman" y jurar q todo lo puedo resolver a mi modo.

orgullo en demasía, autosuficiencia mal entendida, o una simple actitud de no querer involucrar a más personas o pensar que de esa forma una se está victimizando....
Aveces por cansancio de tantos oídos sordos ...  ...son muy pocos los que quedan en los momentos dificiles ... ...y escuchan.
- Algo anterior a eso, es no reconocer que en realidad existe la posibilidad de que necesite ayuda.
Pensar que si pides ayuda tendrán que pagar el favor algunas veces limita a algunas personas...  
La sensación de sentirme traicionado es peor que la propia soledad. A fin de cuentas estando solo no tengo más a quién responsabilizar sino a mi mismo. Por otra parte, soy tan crítico de los demás y tan poco crítico de mi mismo, que pretendo creer que puedo hacer las cosas mejor que los demás; solo que por pensar así no cumplo a tiempo con mis obligaciones. 
En mi caso no hay juicio...si no que una creencia tipo "chip" incrustado por mi madre....con el discurso eterno de que uno está solo en este mundo...que hay que valerse por si mismo ...y que no hay que "molestar" .....por suerte ya aprendí la lección...(a palos) y ahora, si necesito algo...pido ayuda...quizás el favor concedido no se le devuelve a la misma persona...pero como este mundo es redondito...en algún minuto uno se encuentra haciéndole el mismo favor a alguien que lo necesita....
- El interás de explorar nuestros límites.
Más que "Ayuda" creo que debemos pedir "Apoyo", y lo que me impide pedirlo es mi orgullo y arrogancia.
Ahora que he estado en otro país, donde no conozco y es todo nuevo, he aprendido a decir "help me", y he encontrado a muy buenas personas dispuestas a extender su mano sin pedir nada a cambio, es reconfortante no sentirte solo cuando crees que lo estas, y saber que hay personas que al igual que tu tienen la necesidad del otro, y no con algo material si no una palabra, una sonrisa o simplemente compañía.

Si nos damos cuenta, mi amiga no está tan "sola" respecto a sus creencia (juicio), pues lamentablemente, vivimos bajo el paradigma de ser Perfectos, Exigentes (por ende la Autoexigentes), Autosuficientes, y todo para ser 
el Mejor, y así, nos llenamos de "Deberías" desgastantes, atemorizantes, paralizadores, y lo que es peor, cerradores de posibilidades.

Mi objetivo con esto, es mostrar que creer que no se necesita a nadie más para salir adelante, es parte de ser un buen auto-líder, y que por el contrario, pedir ayuda, es mostrar debilidad, falta de autogestión, y símbolo de fracaso. Bueno, ¡eso es una trampa!

Pedir ayuda es parte del hacerse cargo de uno mismo, tomando conciencia que uno por sí solo, no tiene todas las respuestas, ni menos es conocedor de la Verdad. Tomar conciencia que no se es propietario de todos los talentos ni de todas las habilidades, y por ende, físicamente e intelectualmente, se tiene límites.

Lo que no tienes límite alguno, si es que así se quiere, es nuestra determinación de querer ver más allá de nuestras propias creencias y juicios, desafiándonos a buscar otras posibilidades que nos muestren nuevas luces.


Entonces, pedir ayuda, es una gran herramienta para volvernos poderosos, entendiendo al Poder como la capacidad de aumentan nuestro espectro de posibilidades y por ende de acciones.

Al igual que un martillo es una herramienta para pegar un clavo, el pedir ayuda es una gran herramienta para "martillar" nuestros juicios y creencias, y al partirlos, puedan aparecer nuevas oportunidades.

Respecto de que el otro espera algo a cambio, por un lado, puede que sea así, y eso también es un juicio. 
Sin embargo, el otro lado de la misma moneda, es que cuando pedimos ayuda, hacemos sentir al otro importante, le demostramos que valoramos sus cualidades, y eso, a mi juicio, es la mejor de vuelta de favor.

Entonces, no caigamos en la trampa, no seamos esclavos de la Arrogancia y del falso Orgullo, que son las corazas de la victimización.


Y finalmente, cuando se pide ayuda, también se crean compromisos, y el cumplir los compromisos, es la base para la generación de Confianza.


Entonces, ¿ven todos los beneficios que tiene el Pedir Ayuda?

25 comentarios:

Luis Reyes dijo...

La actividad supongo que es la actividad que hicimos en clase de las ganancias y perdidas de ventas en un caballo, en mi equipo yo fui el observador y mi equipo fue tranquilo no discutían y trataron de elaborar el problema, pero se fueron por la lógica y llegaron al resultado de forma según ellos fácil.
Después de que dieron el resultado correcto mi equipo de dio cuenta que estaban en un error y se dieron cuenta cual fue el tropiezo y entendieron el problema.

aromero506 dijo...

Yo creo que algunas veces y de acuerdo a tus experinecias vividas, crees que todo mundo siempre quiere algo a cambio y algunas veces puede que sea de esa manera, pero de acuerdo a lo que hemos visto en clase de los lideres yo creo que un lider es aquel al que todo mundo reconoce y que ve por los intereses de los demas, ademas de que ante este problema por asi llamarlo debemos de tener en cuenta que los lideres no siempre vamos a ser nosotros mismos y debemos de pedir ayuda a las demas personas...

Diana Rueda dijo...

Desde mi punto de vista la confianza es la base principal de las relaciones humanas. Todos hemos sido criados en diferentes culturas y cada uno de nosotros ha vivido sus propias experiencias y es en base a ellas que formamos nuestro caracter y nuestras creencias, sin embargo debemos de empezar a dejar atras aquellas que nos han afectado y abrir paso a nuevas y mejores.
Es cierto que pedir ayuda implica compromiso pero hay que considerar que como seres humanos somos incapaces de ser solitarios, tarde o temprano vamos a necesitar de los demas teniendo siempre moderación con respecto a lo que pedimos, dejando de lado el egoismo y el abuso.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

"AROmero", efectivamente, nuestras experiencias van creando nuestras creencias; la buena noticias, es que siempre podemos desafiar esas creencias con nuevas experiencias.
Respecto de tu equipo, te doy un tip:
Hoy, los equipos, los trabajadores, y las organizaciones en general, deben aprender a distinguir entre problemas tècnicos, y problemas adaptativos; los primeros se resuelven con el repetorio de soluciones que se tiene; los segundo, con aprendizaje.

Diana,
Comparto plenamente contigo que la Confianza es la base para las relaciones humanas, de ahí la importancia de cumplir los compromisos, distinguir en qué ámbito se puede o no confiar en alguien, y evaluar las competencias que ese alguien tiene para lo que se compromete. Es super concreto, no es nada etereo.

Gracias a todos por sus aportes.

Alma Romero dijo...

Uno solo no puede con todo, uno no tiene todas las respuestas, o aunque creemos tenerlas, no son las correctas.
A veces no pedimos ayuda porque creemos que nos van a ver como alguien que no puede por sí solo o como un tonto por no poder hacer las cosas.
Pero pedir ayuda o apoyo a alguien más, siempre nos beneficiará, por que nos dará la oportunidad de enriquiecernos como personas, de ver los puntos de vista de las otras personas y de crearnos un juicio para ver qué podemos tomar del apoyo que nos proporcionaron

Stefanie Ramirez 505 dijo...

Esta situación yo creo que se da respecto a las vivencias que ya se han tenido anteriormente con otras personas. Es triste pensar que todas las personas son egoistas y siempre piden algo a cambio.
Es curioso pues lei este fin de semana algunas ideas que plantea en sus libros Francis Fukuyama y una de ellas dice que... "Las sociedades con más éxito serán aquellos que demuestren flexibilidad"
y yo creo que es muy cierto, solo así tendremos una actitus positiva con todas las personas, tener la mente abierta y tratar de convivir y darnos el tiempo de conocerl@s.

Lizbeth Villarreal Bravo dijo...

En relidad pienso que muchos pasamos por esta situacion alguna vez en la vida, pero me parece totalmente incorrecto dejarnos llevar por nuestro orgullo y decir que no necesesitamos de nadie, eso es muy absurdo mas que nada por que todos necesitamos de todos, compartir ideas, intercambiar situaciones que nos afecten etc si no pedimos ayuda siempre que no podamos resolver algo por nosotros mismos va que dar inconcluso y nos va afectarpor lo que es muy importante tener confianza en otros.

Mariana Ramírez Vázquez dijo...

reflexione acerca de esta lectura , aveces suelo ser de las personas que cuando les piden un favor dice - que me das si lo hago ?, es algo incorrecto, relacionandolo con la actividad del caballo el euipo qu eobserve se porto normal con respecto a pedir ayuda, todos se ayudaban y corregian si algo estaba mal, los dema slo tomaban con ligereza y no se ponian al tu por tu.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Estimada Mariana (Ramírez),
Gracias por tu comentario en mi Blog, y estoy maravillosamente sorprendido por lo que encuentro en el tuyo.
Y, tomando lo que dices respecto de los caballos, mi experiencia en trabajos con ellos, me indica que la gran virtud que los caballos tienen, es que no tienen Ego, por lo que no se comparan, y en una manada cada uno intenta cumplir su rol de la mejor manera posible, por lo que la confianza entre todos los miembros es muy fuerte, y así, no tienen problema en pedir ayuda. Muchas veces, es nuestro Ego el que nos impide pedir ayuda.
Cariños,

Rodrigo.

PD: ¿Conoces a Soledad Birrel?

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Alma (Romero),
Gracias por tu comentario, y comparto plenamente lo que dices; al pedir ayuda, enriquecemos las relaciones.

Stefanie,
Tienes toda la razón respecto que nuestras creencias se basan en nuestras experiencias; lo bonito, es que siempre podemos desafiar esas creencias, al permitirnos tener nuevas experiencias, y para eso, tal como señalas, la virtud de la flexibilidad es fundamental, y en realidad para todo orden de cosas; es casi una cosa física.

Lizbeth, gracias por tus palabras, no puedo estar más de acuerdo contigo.

Cariños a las tres.

Jesús Martínez Salinas dijo...

En la vida real, ninguno de nosotros tiene todas las habilidades necesarias para el éxito. Como nuestros Sabios enseñan: "¿Quién es sabio? Uno que aprende de todos". Una persona sabia busca la cooperación y la ayuda de otros, sobre todo, de aquéllos que tienen el conocimiento y habilidades que ellos no poseen. Es importante enseñar a nuestros niños, a una edad temprana, cómo recibir cooperación de otros.

Claro que tiene que haber un equilibrio en esto. Queremos que nuestros chicos aprendan cómo pedir y recibir ayuda, y cooperación de otros, sin que el otro se apropie del proyecto o tarea que tiene que hacer el niño. Necesitamos asegurarnos de que el niño está haciendo lo mejor que puede, y que sólo pide ayuda para poder pasar al próximo paso. Se debe desafiar y estimular al niño a hacer cosas que son un poquito difíciles para él. Fijar metas que se alcanzan fácilmente quitarán el desafío y el estímulo, al mismo tiempo que fijar metas que son absolutamente poco realistas para chico, lo conducirán a una baja de su autoestima y miedo al fracaso.

Preguntar y recibir ayuda es una habilidad que debe aprenderse y dominarse, al igual que hacer las cosas por uno mismo. A continuación seis reglas generales de "cómo pedir ayuda":

1) sepa a quién pedir cada cosa --pídale ayuda a una persona en una área en la cual tenga la habilidad para hacerlo. (No le pida un préstamo de $10,000 a un hombre pobre.)

2) sea muy específico sobre lo que quiere. Más específico es usted, más oportunidad tiene de conseguirlo.

3) explique por qué lo necesita.

4) dígale a la persona cómo se beneficiarán del esfuerzo compartido. (Yo llamo a esta sintonía Radio QHPM -"Qué hay para mí", la radio que la mayoría de las personas están interesadas en escuchar).

5) tener confianza en que van a responder positivamente. Preguntar: "Es demasiado duro para usted ayudarme? no muestra que usted realmente cree que es algo que deba interesarles.

6) La más importante de todas, no se descorazone cuando una persona le diga "No". Busque a otro que dirá "Sí".

Estos seis pasos simples, pero específicos, pueden aplicarse más ampliamente también a todas las relaciones entre las personas. Cuando ambas partes están en claro en lo que cada una espera dar y recibir de la relación, probablemente lo consigan. La falta de claridad en expresar lo que cada una de las partes quiere, puede hacerles sentir que el otro no los quiere o necesita, cuando de hecho el otro estaría más que contento en apoyarlo, si sólo se le hubiera dicho específicamente lo que necesita

Obtenido de:http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/639361/jewish/Cmo-Pedir-Ayuda.htm

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Jesús,

Muchas gracias por tu aporte!!!

Comunicación Galicia Mitzi 505 dijo...

Es muy cierto lo que se menciona, cuando pedimos un favor nos vemos en la obligación de dar algo a cambio de el, o bien, cuando damos un favor queremos ser correspndidos de igual manera. Aunque el error es el sentirnos independientes y no querer recibir ayuda por temor a ser criticados y demás, pero también es importante no depender en todas las situaciones de la ayuda que las personas nos puedan brindar en ciertas ocaciones y sobre todo no tomarlo como su obligación e igualmente no sentirnos con la necesidad de ayudar a los demás siempre.

kelly tovar 506 dijo...

es de humanos equivocarse,el ser arrogantes no deja nada bueno, muchas veces podemos frustrarnos y quedar como en la situación que aquí se presenta.

concuerdo con ALMA ya que muchas veces nuestras respuestas no son las correctas ni las mejores, pedir ayuda o un consejo nos sirve de mucho para pensar mas en soluciones que seguir frustados.

ante toda situación es bueno tener una actitud positiva y siempre ser humildes

Daniela Correa dijo...

A mi parecer, tenemos un paradigma establecido de no pedir ayuda porque si lo hacemos nos vemos humillados, sin poder suficiente para poder controlar alguna situación o nos vemos dependientes de alguien para poder salir adelante. Yo pienso que las personas nos necesitamos entre nosotras mismas para poder salir adelante en algo que se nos complica. En mi equipo pude darme cuenta de que nadie pidió ayuda, todos nos creímos capaces de hacerlo por nuestra cuenta porque al parecer era un problema sencillo; pedir ayuda en esos momentos era decir que no comprendíamos y que nos sentíamos sin capacidad para resolverlo, siendo que pudo haber sido lo mejor para que el equipo llegara a un resultado en conjunto, pero el orgullo gano por completo y cada quien lo hizo como pudo.

José de la Mora M dijo...

Hola Rodrigo, soy José de la Mora Medina, profesor de un Taller de Comunicación en el Colegio de Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México y tu Temática de tu Blog les ha permitido a los que participamos en él realizar comentarios pertinentes, gracias por dar respuesta a lo que han comentado algunos de mis alumnos. Que tengas un buen días y muchas gracias por tus atenciones.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Estimado José,

Gracias por tus palabras en el Blog; la verdad es que me siento muy honrado y agradecido por la interacción de todos ustedes en este artículo, y a la vez, muy contento que éste les haya sido de utilidad; en el fondo, ese es el gran objetivo.
Un gran abrazo,

Rodrigo.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Me parece que Daniela (Correa) ha dado en la clave; vivimos en un paradigma que nos lleva a comportarnos de cierta manera; en este caso, a no querer pedir ayuda, por los motivos ya por todos mencionados.
Lo bonito es, que cuando tomo noción de aquello, puedo comenzar a hacer acciones para cambiar el paradigmas impuesto y comenzar a crear el propio.
Para aquello se requiere mucho Coraja y Determinación, y sin duda, el beneficio será grande!!!

El Paradigma en sí, es una trampa, una prisión... ...¿querrán seguir postrados en sus celdas?

jesus santamaria dijo...

hoy en día, solo basta con echar un vistazo al mundo por la ventana, para comprobar la inmundicia que caracteriza la vida, podemos observar que la calidad humana esta muy degradada, pedir ayuda se convierte en una ironía, como pedir ayuda a quien esta mas jodido que yo, o como pedir ayuda a alguien que las probabilidades apuntan a que me traicionara, como pedir ayuda, si yo puedo hacerme cargo de mi mismo porque solo puedo depender de mi para subsistir, yo, luego yo y al ultimo yo... en un mundo de desgracia, pedir ayuda pasa a ser obsoleto.

pero esto no es ningún pretexto, ni auto justificación, ni mucho menos conformismo, pedir ayuda, como se expresa en el texto, es la clave de aumentar nuestra calidad de humanos, pedir ayuda es abrirte a un mundo inmenso de posibilidades, siempre habrá quien te diga que no, o quien te ayude por conveniencia o por afectarte, pero siempre habrá quien este dispuesto a ofrecerte su ayuda incondicional y juntos puedan resolver problemas, ayudar es todo un arte, la filantropia esta devaluada, la ayuda existe, solo hay que tener iniciativa de buscarla y tener la facultad de aceptar que necesitamos ayuda.

Tania Tamayo dijo...

Todos en algun momento necesitamos de ayuda aunque no siempre la pedimos, sin embargo muchos piensan lo que se dice en el texto, de que dicen que no se necesita ayuda y no lo aceptan, esas personas viven engañadas y cuando en realidad necesiten pedirla el orgullo les va a ganar y no van a poder hacerlo.
Cuando hicimos la actividad del caballo los compañeros necesitaban ayuda para razonar el resultado que tenia cada pero sin embargo no lo hacia y esperaban a que otro lo hiciera, yo como observadora me di cuanta que individualmente leyeron su libro y después de tener confianza de preguntar lo hacían, vi buena comunicación en mi equipo.

andrea ponce vera 506 dijo...

el pedir ayuda no es malo, le proporcionas tu confianza a la persona que le picdes ayuda y eso en algunas ocaciones a la otra persona la haces sentir util o que sabe o que tiene la razon, pero tampoco estoy de acuerdo ya confundir el pedir ayuda con ya volverse una persona gorrona y aprovecharse de la buena voluntad de los demas, debemos de poner nuestros limites y aprender a distinguir hasta donde podemos pedir ayuda y que no se convierta en un abuso, el pedir ayuda no quiere decir que seas una persona inutil o que no sepas nada sino talves lo puedes ver como solo tomar un punto de vista o una opinion respecto a lo que tu piensas o reforzar ese conocimiento que tu tienes.
Para mi el pedir ayuda es cuando yo no puedo realizar algo al 100 porciento o se que alguien más pude hacerlo muchomejor que yo pero eso no me hace ser una persona inutil ni autosuficiente.

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Andrea (Ponce),

Comparto eso de que al pedir ayuda, hacemos ser importante al otro.
¡Súper bien!

Alfredo Polo 505 dijo...

Hola! Pues me parecio bastante interesante tu entrada , ya que es muy cierto vivimos en el pardigma de pedir ayuda es un simbolo en ocasiones de debilidad como seres humanos y pues en mi caso algunas veces involuntariamente me he dado cuenta que lo he hecho ya que ante todo esta el prestigio , lo cual creo que es una idea bastante tonta, debido a que muchas veces el evitar pedir ayuda , nos encapsula en nuestra propia burbuja y en ocasiones muchas oportunidades por ese simple hecho se nos va de la mano
Ahora comprendo que pedir ayuda es una gran herramienta , la cual te hace crecer como ser humano , te hace valorar las cosas y por último nos hace decir una palabra que es muy dificil para muchos expresar, que es Gracias :D

Gracias por esta entrada , la cual me ha ayudado a reflexionar y a darme cuenta del gran valor que es la ayuda :D

Rodrigo Silva Ortúzar dijo...

Alfredo,
Gracias por tu comentario, y me alegro que el artículo te haya servido con "inside".
Un abrazo!!!

Judy Díaz dijo...

Esta reflexión es buena ya que menciona aspectos a conciderar a momento de ser orgullosos y pensar que no necesitamso ayuda, puesto que este es un error.
"todos necesitamos de todos" ya sea por interes o desinteresadamente, pero somos humanos y nadie es perfecto ni posee todas la habilidades, así que no hay que dudar mucho de pedir ayuda cuando más lo necesitamos.