Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Coaching Social

Hace unas semanas conversaba con unas amigas y amigos respecto del poder que tiene el Coaching Otológico para mejorar la vida de las personas, y si bien todos concordábamos con eso, había unos que creían que no era factible llevarlo a cabo en estratos sociales de menos recursos, y otros, que sí creíamos (y aun creemos) que es posible.

Básicamente, la diferencia de opiniones estaba centrada en que quienes no creen factible ejercer Coaching Ontológico en sectores de menos recursos, piensan que se requiere de cierto nivel educacional mínimo para lograr entender el concepto, y el trasfondo detrás de éste.

Personalmente, si bien la Ontología nace de la Filosofía, por lo que se suele creer que hay que tener un cierto nivel intelectual para entenderla, no concuerdo en lo absoluto con esta postura. Es más, creo primordial extender esta discipina, dado el poder generativo que tiene en las personas, transformado el observador que son, y por ende, la forma de ver y enfrentar la vida.

Reflexionándo con mi amigo Fernando, y luego de darle varias vueltas al asunto en forma privada, decidí establecer un simple y a la vez potente concepto: "Coaching Social".
Aunque no quiero dármelas de autor de éste, pues no sé si ya exista el concepto (al menos yo, no lo he escuchado ni leído nunca), quiero presentarlo como una herramienta potente para mejor la vida de las personas, al permitirles ésta, comenzar a romper paradigmas y estigmatizaciones sociales tales como creer, por ejemplo, que por nacer pobre, se va a crecer pobre, vivir pobre y morir pobre. Y esto, no es más que un mero paradigma.

Recordemos que los campos mentales* o paradigmas (sistemas sociales les llaman algunos), actúan como filtros para interpretar la realidad, y determinan el actuar de las personas. El actuar de las personas determina y revela el como son ellas, generando luego un círculo vicioso, pues entonces, las personas dicen actuar por como son, cerrando toda posibilidad a nuevas alternativas. No olvidemos frases típicas tales como: "Yo soy así no más", "Yo nací así", "No sirvo para otra cosa", entre muchos otros.

Y, por otra parte, como los campos mentales nos son “transparentes”, es decir, actuamos en sintonía con el mundo de nuestro alrededor sin detenernos a pensar en él, las personas no ven otras alternativas de cambio para sus vidas.

¡La gran noticia! No obstante todo lo anterior, las personas pueden cambiar su Ser, a partir de cambiar el Observador que cada una de ellas es. El cambiar su Observador, las lleva a aumentar su espectro de posibilidades de acción, y por medio de generar nuevas acciones, constituirse en otras personas.

¡Y es justamente esta la invitación que hago con el Coaching Social!
Generar programas que promuevan esta práctica en sectores más humildes y marginados, demostrándole que en cada una de ellas, existe un poder interior capaz de revelar lo mejor de sí mismos, para beneficio propio y para su entorno.

A diferencia de algunos de mis amigos, no es necesario generar programas en un lenguaje difícil para expandir esta disciplina. Es más, la liviandad a la que la Ontología nos invita, nos hace tener que ser creativos y con el ánimo de generar talleres y programas en un lenguaje sencillo y poderoso a la vez, capaces de llegar sin inconvenientes a cualquier persona.

Políticos, he aquí una gran respuesta a sus interminables programas sociales que no han dado mayores resultados.


* Para mayor información sobre Campos Mentales, recomiendo leer "La Quinta Disciplina" de Peter Senge.

8 comentarios:

Juan Marcos Aguirre dijo...

Me sumo al coaching social (auque quizás ni siquiera valga la distinción) coaching para todos ...

el desarrollo del ser es patrimonio de la humanidad y no tiene que ver con nivel educacional ni nada que se le parezca, de hecho la mente es uno de nuestros peores enemigos en nuestro desarrollo espiritual.

Ignacio Fernández dijo...

notable

Claudia dijo...

Me parece una excelente idea que se pudiera capacitar e introducir conceptos de mejora social para los sectores más vulnerables de nuestro país, ya que si el estado no hace nada por ellos, y los limita con la falta de oportunidades en todos los ámbitos: educación (una verguenza lo que pasó en el liceo en Paine), salud, empleos, vivienda, etc; por lo menos entreguemosles herramientas para hacer sus propias guías y que puedan romper sus paradigmas mentales como muy bien señalas. Yo armaría un grupito y me iría a capacitar gente a los campamentos. Hoy ando pro.-
Un abrazo.-

Marcela Duarte dijo...

Extraordinaria visión.
Comparto lo del autor en el sentido que sí se puede trabajar y capacitar a la gente de menos recursos en temas tan potentes como éste. Tal como se indica en el artículo, basta ser creativos y empáticos, para desarrollar programas que ellos puedan entender.
En lo simple está la maestría de las cosas.

Marcela.

Mauricio dijo...

Es interesante la idea sugerida por Claudia, me parece indispensable implementar herramientas blandas, de resolución de conflictos, de autoayuda, de re-conocerse a sí mismo para poder entendernos mejor a nosotros mismos y al contexto. Lamentablemente veo que los programas públicos que trabajan con población vulnerable están muy lejos todavía de reflexionar siquiera ésta idea porque con suerte le pagan a los profesionales que implementan los programas. Creo que en Chile se subestima demasiado la implementación de políticas públicas, todos quieren ir al diseño y a la evaluación pero las papas queman en la implementación, y ahí nos está faltando demasiado …

Cristóbal dijo...

Si bien me parece que este artículo está lleno de lugares comunes, no creo que esté demás proponer hacer “coaching social”. Algo de eso ya hay en todo caso, en iniciativas como “Adopta un hermano” u otras.
Me parece una buena idea proponerlo, quizás resulte. El tema, creo, sería detectar a quiénes se haría este coaching. Como concepto proviniente de la consultoría a empresas, generalmente el coaching se hace a los grandes líderes de corporaciones, empresas, etc. Entonces, quizás, un criterio para elegir a quién darle coaching social sería algunos líderes de escasos recursos, porque ‘la gente pobre’ es mucha, no?

Carmen Ortuzar dijo...

Muy interesante la propuesta. Claro que se puede hacer en todo nivel social si ocupamos palabras simples. Lo digo porque Encuentro Matrimonial también está centrado en el ser (y especialmente en la pareja) y aunque tiene base sicológica y demases… en Chile comezó en LA LEGUA. ¡Y claro que los matrimonios que lo han vivido han crecido como personas! Todos podemos si nos ayudan con amor, porque deseamos que el mundo sea mejor y no sólo por plata. Parece cliché, pero siempre el amor será más fuerte.
Se puede, Rodrigo, se puede.
Felicitaciones.

Maria Paz dijo...

Me parece una fantástica idea. Finalmente, somos nosotros los ciudadanos quienes debemos hacer cosas por nuestro país. Si bien no entiendo bien el concepto de que es Coaching, el hecho que sea social, me encanta.

MP