Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

lunes, 13 de julio de 2009

La Confianza II

Me alegro mucho la buena recepción que tuvo el artículo anterior, y aprovecho de agradecer los comentarios dejados, tanto en el blog mismo, como en facebook y por email.

En el artículo anterior me dediqué a ver los dominios y los juicios con los cuales se desarrolla la confianza. En esta oportunidad, y colgándome de los comentarios de Ignacio Fernandez y Millie Jane, quiero ir un paso más allá.
Ignacio manifiesta que para él, la confianza es una sensación energética que te transmite la otra persona, por lo que es pre-linguística, pre-conceptual y pre-emisión de juicios.
Comparto plenamente esta descripción, y para eso, puedo tomar un contra-ejemplo. Me explico. Imaginen que van en la noche caminando por Apoquindo y ven venir a un tipo al cual obviamente no conocen. Si no siente esa energía positiva que describe Ignacio, sino más bien sienten una negativa, habitualmente, tratarían de cruzar a la otra vereda. En este ejemplo, no hay lenguaje, sino puras sensaciones y emociones. Luego, efectivamente la confianza no solo pertenece al dominio de lo lingüístico, sino también al de las emociones, al del cuerpo, y al del espíritu.
Ahora, a diferencia de Ignacio, yo creo que la confianza puede ser, tanto previa al juicio, como posterior a éste. Es decir, se puede generar confianza a partir de dos canales, y va a depender del tipo de relación que exista entre las personas.

Fundaré mi declaración describiendo los dos canales:
a) Confiaza Pre-Juicio: Conozoco a otra persona o a un grupo de personas, y siento una energía que irradia de ellos. Es una sensación sentida que me permite llevar a coordianr acciones con los otros, surgiendo la confianza, y a partir de los resultados, puedo ir juzgando esta relación según los dominios de Sinceridad, Competencia, y Confiabilidad. Así, la Confianza es anterior al juicio.
b) Confianza Post-Juicio: Conozoco a otra persona o a un grupo de personas, pero no siento nada especial de parte de ellos, ni ellos de mí. Sin embargo, tengo antecedentes de que son sinceros, competentes y cofiables, y dado estos juicios me da confianza para coordinar acciones con ellos. Así, la Confiaza surge después del juicio.

Ahora, lo común para ambos canales, es que la Confianza se construye, debe ser alimentada, se mantiene y se cuida. Y en ambos casos, serán los resultados el mejor indicador para evaluar si la confianza crece o disminuye.

Cuantas veces un gerente no cofía en un ejecutivo, pero luego, dado los resultados de este último, cambia totalmente de opinión. O, cuantas veces, el mismo gerente, siente esa energía con otro ejecutivo, pero luego, dado que los resultados no son los esperados, se pierde la confianza.

La distinción entre ambos canales, es que el de la energía puede llegar a ser más potente, porque es como un imán que atrae lo positivo de las personas. La buena noticia, es que el canal post juicio, dado los buenos resultados, de todas formas hace que aparezca esta energía, potenciando aun más la confianza y los vínculos.

5 comentarios:

Rodrigo Frunz R. dijo...

Rodrigo,

Que buena la distinción que haces. Leí el comentario de Ignacio, y me parecía que él tenía toda la razón, sin embargo, al leer esto, me abriste a nuevas posibilidades.

De todos modos, creo que el sentimiento, como señala Ignacio, sería más importante.

Marcela Duarte dijo...

Gracias por complementar el artículo anterior.

José Prieto dijo...

Rodrigo,
¿Es esto aplicable a la vida personal? Te lo consulto, porque me parece como que tuviera un enfoque laboral-profesional

En todo caso, me gustaron ambas columnas y los comentarios de la gente.

Saludos,

José.

Maria Paz dijo...

Que gran tema. Yo como abogada sé harto de esto, y es un asunto primordial y fundamental en mi profesión.
Queda super bien explicado lo de los dos canales que señalas, pues efectivamente, por medio de esas dos vías, los clientes han confiado en mí para defenderlos en sus causas, ya sea por una sensación especial, o a partir de mi trayectoria.
¡Excelente! Gracias por mostrarlo.

MP

Paula dijo...

¿Tiene que ver esto con la Horizontalidad que comenta Ignacio Fernandez en su Blog? Es decir, creo que para que haya horizontalidad, debe existir confianza entre los miembros de una organización.

Saludos,

Paula.