Frases

“No se cambian las cosas combatiendo la realidad actual. Para cambiar algo, es necesario crear un nuevo modelo, uno distinto que haga que el actual modelo quede obsoleto".

Richard Buckminster Fuller

lunes, 22 de febrero de 2016

75 años de estudios en Harvard: La Felicidad es un Desafío Adaptativo, no Técnico.

En 2015, se entregaron los resultados del "Programa de Desarrollo de Adultos" de Harvard, investigación y estudio que tomó 75 años de trabajo, y dirigido por parte de Robert Waldinger, Director de la Escuela de Desarrollo de Adultos de la misma Universidad.
Durante estos 75 años, se evaluaron personas tanto ricas como humildes del estado de Massachusetts, pudieron analizar 3 generaciones e incluso hubo algunos casos de hasta 4 generaciones, cuya gran conclusión fue, que la Felicidad, no depende, ni del Dinero, ni de la fama, sino de contar y tener relaciones humanas saludables y constructivas.

Hoy, cuando Waldinger pregunta a los jóvenes qué se necesita para ser feliz, el 80% responder el dinero. Luego la pregunta que se hicieron fue, ¿qué pasa, que a pesar que los resultados muestran que no es el dinero si no las relaciones de afecto, aprecio, cariño y amor entre las personas las que realmente producen y generan la felicidad, aun así la gente responde que el dinero sería el gran generador?

La respuesta fue contundente, por que el establecer relaciones humanas saludables y constructivas, requieren e implican tiempo, esfuerzo, trabajo, inteligencia racional y emocional, tener grandes virtudes humanas como la generosidad, el perdón, la paciencia, la compasión, y el amor.

Quien desee saber más sobre este estudio, les comparto el siguiente link: 75 años de estudios

Ahora, a juicio personal, comparto muchísimo lo expuesto en este estudio, y podría agregar ciertos matices de acuerdo a otras investigaciones, sin embargo en lo esencial, estoy muy de acuerdo, y por lo tanto, solo quisiera agregar mi observación que a mi juicio, complementa la respuesta anterior.

Hablando de Harvard, allá aprendí, de parte de los profesores Ronald Heifetz y Marty Linsky, una distinción maravillosa , que quienes me conocen, saben que la promuevo, promociono, y enseño todo el tiempo; la diferencia entre Problemas/Soluciones Técnicos y Desafíos Adaptativos. 


Por "Problemas/Soluciones Técnicos" me refiero a todas aquellas situaciones para las cuales se tiene una respuesta conocida. Por ejemplo, se te echa a perder el auto, la solución técnica es llevarlo al mecánico. Se te pica una muela, la solución técnica es ir al dentista, y así, podría mencionar infinitos ejemplos. 
Las Soluciones Técnicas son de mucho valor, pues nos permiten optimizar tiempos y resolver las situaciones de manera rápida y oportuna, el inconveniente está, cuando queremos utilizarlas ante situaciones para las cuales no son realmente una solución o respuesta, pero que sin embargo, creemos que como es lo que conocemos, es lo que debemos hacer.


Por ejemplo, una persona obesa, que quiere adelgazar, la solución técnica más eficiente, es un banda en el estómago, o un bypass gástrico. La persona es intervenida quirúrgicamente, y claro, al reducirle el estómago, tendrá menos apetito, lo cual hará que coma menos, y por lo tanto, baje de peso. Suena perfecto, rápido, y eficiente. Sin embargo, Robert Kegan, otro profesor de Harvard, experto en temas de obesidad, indica que el 95% de las personas que utiliza alguna solución técnica (conocida) para bajar de peso, a los 6 meses no solo a vuelto a ganar el peso perdido, sino que en el 85% de esos casos, incluso aumentan.

¿Qué está pasando ahí entonces? Dichas personas quisieron resolver un "Desafío Adaptativo", por medio de una Solución Técnica. 

Ahora, ¿ a qué me refiero con Desafío Adaptativo? A todo aquello que implica cambiar los hábitos, conductas, comportamientos, creencias, e incluso en algunos casos, hasta valores. 

Si tomamos la obesidad como ejemplo nuevamente, ese 95% de personas antes mencionadas, que volvieron a ganar el peso perdido, lo hicieron pues no se adaptaron a su nueva condición de "delgados", la cual requería de cambiar sus hábitos y conductas alimenticias, requerían de comenzar a realizar alguna actividad física y dejar de lado sus comportamientos sedentarios, y en varios casos, romper con la creencia que hagan lo que hagan, siempre serán gordos.

Desafíos Adaptativos tenemos infinitos, tan solo basta con ver con las soluciones que ofrecen los políticos en temas de salud y educación, son todas técnicas, y ni hablar de los políticos mismos, los cuales se aferran a sus conocidas tácticas y técnicas.

Ahora, volviendo a poner el foco en la Felicidad, y dado que esta se logra al tener Relaciones Humanas  Saludables y Constructivas, y como indica el propio estudio de Waldinger, estás implican dedicar tiempo, esfuerzo, trabajo, inteligencia racional y emocional, tener grandes virtudes humanas como la generosidad, el perdón, la paciencia, la compasión, y el amor, es decir, la Felicidad, a mi juicio, es un tremendo y gran Desafío Adaptativo.

Implica romper la creencia de no tener tiempo para desarrollar este tipo de relaciones, o la creencia que las personas no cambian, o la gran creencia que el dinero les dará la felicidad.
Implica cambiar hábitos relacionales y aprender competencias tales como el escuchar, y el brindar Presencia Presente. 
Implica generar los comportamientos de paciencia y compasión.
Implica aprender a Perdonar de verdad, entendiendo que al perdón como un acto liberador, por lo tanto, generador de felicidad.
Implica aprender a Agradecer y desarrollar el estado emocional del agradecimiento.
Implica cambiar el estado emocional basado en el miedo, a uno sostenido en la Confianza.
Y lo más importante de todo, sacar el Amor que todos llevamos dentro, entendiendo el amor como aquel romanticismo o el estado de enamoramiento que nos han enseñado se supone que se requiere para amar, sino como acciones concretas tales como el respetar al otro, el no hacer mal, el no enjuiciar, el aplicar todas las implicancias antes mencionadas, y fundamentalmente y más importante de todos, desarrollar, nutrir y cuidar el Amor Propio.

La Felicidad es un Desafío Adaptativo, pues no se resuelve técnicamente con 10 millones de dólares en la cuenta corriente; sí, servirá de mucho, y generará un efecto parecido al de las drogas, de un éxtasis y goce extraordinario, pero que como todo efecto, luego pasara. Si a esos 10 millones de dólares no se le agregan cambios de conductas, comportamientos, creencias, y en muchos casos, valores, tarde o temprano esa falsa felicidad aparecerá. Y dejo en claro que no tengo nada con que alguien tenga o se gane esos 10 millones de dólares, es más, a mí también me encantaría tenerlos, sin embargo, el punto que intento mostrar es otro.

A los alumnos de Ingeniería Comercial que he tenido, les he hecho el siguiente ejercicio, y que si se animan, háganlo ustedes mismos.

El ejercicio es el siguiente:
1. Les pregunto ¿Que necesitarían para ser felices, 1 millón de dolares, una casa preciosa en la playa, un Ferrari, qué? Piénsenlo un momento. 
2. A continuación en plenario, cada uno da su respuesta. La más típica, 1 millón de dólares.
3. Luego, les hago otra pregunta: ¿Qué hace que eso los haría felices? Piénsenlo un momento.
4. Nuevamente respuestas en plenario. Algunas respuestas que aparecen ante el 1 millón de dólares son: Me permitiría tener seguridad económica. Podría comprar todo lo que quiero. Podría ayudar a mucha gente.
5. Entonces les pregunto, "OK, tomando en cuenta sus respuestas, piensen ¿para qué quieren o qué conseguirían con ello?
6. Respuestas más comunes: Tranquilidad y Paz Mental, para satisfacer mis necesidades y deseos, para que las personas y yo estemos contentos.
7. Sigo, por medio de preguntas, profundizando en el para qué y qué conseguirían con dichas respuestas.
8. En resumen, en la mayoría de los casos, se llega a que todos desean tener relaciones afectivas y que eso, los haría felices. Que estar en familia y con amigos verdaderos, los haría felices.
9. Entonces a continuación les pregunto: "OK, entonces, ¿necesitan 1 millón de dólares (o lo que sea que cada uno pensó originalmente) para tener ese tipo de relaciones?
Les dejo la pregunta a ustedes también.

Finalmente, sé que romper la creencia que el dinero hace la felicidad (o como muchos me dicen, pucha que que ayuda a comprarla), es uno de los mayores desafíos adaptativos que tenemos como sociedad, y a la espera de obtener ese millón de dólares, o lo que sea crees que te hará feliz, te invito a que en el camino, desarrolles relaciones humanas basadas en los afectos, el cariño, el aprecio, la confianza, la paciencia, el respeto, la gestión emocional, y el Amor.

lunes, 15 de febrero de 2016

La Importancia de los Círculos de Influencia

Anoche posteaba en Facebook sobre mi sentir y preocupación por el mundo que se viene para mi hijo, gobernado por la codicia y la avaricia, y que a pesar de eso, es importante que cada uno ponga su foco en su círculo de influencia y desde ahí, comenzar a sumar entre todos.

Ahora, ¿qué es o a qué me refiero con Círculo de Influencia?
Uno de mis autores preferidos es Steven Covey, quien en su libro "Los 7 hábitos de las personas altamente eficaces", muestra la distinción entre los Círculos de Preocupación e Influencia.

Mire, imaginen un circulo muy grande, donde se encuentran todas las cosas que nos preocupan en la vida, como la colusión entre ricos y políticos, como la salud mundial, la educación de nuestros hijos, el proyecto de la empresa o el mercado laboral, el resultado la economía del país, la contaminación ambiental, cambio climático, en fin, todo a lo que puedan prestar atención y sea de su preocupación, y de las cuales no tenemos mayor incidencia.
Ahora imaginen otro círculo más pequeño, que se encuentra al interior del Círculo de Preocupación; a éste lo llamaremos Círculo de Influencia, espacio donde se encuentran todas aquellas cosas que nos preocupan y en las cuales sí tenemos la capacidad de influir en los resultados, como por ejemplo, elegir si elegir a poner a mi hijo en un colegio Wardorff o en uno tradicional, elegir cómo querer relacionarme con mi hijo, con mi familia, pareja, vecinos, etc, qué actividades hacer el fin de semana, quizás pueda apoyar en alguna fundación, en fin, es aquel lugar en cual sí tenemos capacidad de influir.


¿Y cuál es la importancia de esto?

Ante un estímulo, siempre habrá, o una respuesta y entre ellos se encuentra lo que se llama "la Libertad Interior de elegir". Entre mayor sea ese espacio de Libertad Interior de Elección, mayor o mejor será la respuesta. 

Entonces, la primera gran elección, es si los asuntos los tomaremos desde un rol de Víctimas, o desde un Rol de Protagonista (Proactivo le llama Covey).

Así, la importancia de tener claridad de ambos círculos, es que podemos elegir en cual de los dos poner el foco, en el de Preocupaciones, donde no tenemos mayor grado de impacto e influencia, y por lo tanto caer en el rol de Víctima, o en el Influencia, donde sí podemos generar impacto y efectos positivos. 


Todos tenemos la capacidad de elegir, por lo que es muy relevante darse cuenta desde qué rol se está actuando.



Las personas Proactivas (Protagonistas) centran siempre sus esfuerzos en el círculo de influencia, se dedican a las cosas y asusntos para los cuales consideran que pueden hacer algo al respecto, y su energía es positiva y por lo tanto, propositva. 

Las personas Reactivas (Víctimas) centran sus esfuerzos en el círculo de preocupación, por lo que su foco está en los defectos de los demás, en los problemas del medio (clima, delincuencia, etc) y en las circunstancias sobre las que no tienen ningún control, por lo que su energía es negativa y crítica.

Finalmente, la gran gracia que tiene el actuar e intervenir en el Círculo de Influencia, es que lo podemos hacer expandir, lo que en la medida que crece, nuestro y capacidad de influir será mucho mayor.

Por el contrario, cuando el foco está en el Círculo de Preocupaciones, 
al existir una mezcla combinada entre desatención y negativismo, no solo nos quedamos sin poder hacer nada, sino que peor aun, nuestro círculo de influencia se contraerá cada vez más.

Entonces, 
- ¿Dónde estás poniendo el foco hoy?
- ¿Cuáles son los asuntos en los cuales sí puedes influir positivamente de forma directa?
- ¿Qué pasaría si todos pudiésemos luego sumar nuestros círculos de influencia?



lunes, 1 de febrero de 2016

"Recuperando" la Ontología de las peleas entre "Gurus"

Para la gran mayoría de quienes conocemos o estamos familiarizados con los trabajos de Humberto Maturana y Rafael Echeverría, no quedamos ajenos al encontrón entre Humberto Maturana y Rafael Echeverría, que resumiendo sería lo siguiente: 
Matura, en una entrevista a Revista Capital, dice que él no tiene nada que ver con el Coaching Ontológico, y reclama que Echeverría plagio sus conocimientos. Y, Echeverría por su parte, al verse atacado y cuestionado, se defiende en un comunicado que hacer por este mismo medio  (Revista Capital), indicando que lo dicho por Maturana, es falso.

Muchos coaches ontológicos se sintieron ofendidos por los dichos de Maturana, otros validaron lo dicho por él, y otros como yo, no perdemos mayor cuidado en esta lucha de Egos que solo demuestra que personajes, que tanto hablan de practicar la Escucha Activa y legitimar al otro como un legítimo otro, en la práctica, no lo hacen. 

Personalmente, tuve la suerte de conocer la Ontología cuatro años antes de formarme como Coach Ontológico en Newfield Network, cuando estudiaba en MIT. Allí, tuve un curso llamado "Sistemas Dinámicos" cuyp "Core" era que las empresas y las organizaciones son redes de conversaciones que conversan con otras redes y el entorno: "Estamos todo el día conversando, sin embargo nadie nos ha enseñado a conversar", nos decía el profesor Jay W. Forrester, quien hacía la distinción entre "hablar" y "conversar", siendo el "conversar" un acto consciente y presente de "generación mutua", donde algo tan simple como enviar un email, puede generar un gran "breakdown", si se hace desde el espacio del "hablar" y no del "conversar".

Desde el Conversar en las organizaciones, se puede lograr resultados espléndidos, y culturas y climas de trabajo armoniosas y de Bienestar.

Entonces, yo creo que se presenta una gran oportunidad para "salvar la imagen" que la Ontología y en especial el Coaching Ontológico está teniendo sobretodo, en el mundo de las organizaciones, y para aquello, desde mi experiencia al respecto me gustaría poner dos puntos:

1. ¿De qué hablamos cuando hablamos de Ontología?.
Siendo claros, la Ontología no tiene nada que ver con ser la panacea y la solución a los problemas.
Tampoco es "buena" ni "mala" en sí misma, es tan solo una rama derivada de la filosofía que en esencia y en lenguaje simple, es el estudio del SER de las cosas y del hombre. 
Así, por ejemplo, puede haber, tanto una ontología de la maldad, como una de la bondad, una arrogancia ontológica, como una humildad ontológica (como bien distingue F. Koffman en su libro "Empresas Conscientes"), la ontología de una rosa, como la ontología de una empresa. 
A lo que voy, es que la Ontología, y en el caso del Coaching Ontológico, es tan solo una forma de abordar un "algo" con el fin de indagar en qué y cómo está constituido el SER de ese algo; no es un remedio y menos la solución a los problemas.
Es indagar en la "estructura" o "plataforma" bases que genera y al mismo tiempo impide posibilidades. La estructura desde la cual surgen todas las acciones que llevan a los consecuentes resultados. En lo Organizacional, constituida por Yo, Nosotros, y el Ello.

2. Life-Coaching v/s Business Coaching
Seguidamente, existe una gran diferencia entre hacer Life Coaching y Business Coaching. 
Personalmente en muchísimas organizaciones me he encontrado con que existe una especie de rechazo frente al Coaching Ontológico, dadas las experiencias y el tipo de intervención de los coaches, que obviamente eran ontológico, pero que ejercían su rol desde un "approch" de Life Coaching, no de Business Coaching (además, en alguna empresas grandes cerraron las puertas al Coaching Ontológico, dada la forma bruta, por decirlo cariñosamente, de las intervenciones de Fernando Flores, que es lo que asumo que a Maturana no le gustó cuando lo vio en acción).

Entonces, para recuperar la Ontología y ser justo con ella, a mi juicio, no es el Coaching Ontológico el deficiente en el mundo corporativo, sino la forma como muchos coaches ontológicos lo han abordado: haciendo Life-Coaching en un contexto de Business-Coaching.
Asimismo, creo que esa es una gran responsabilidad y al mismo tiempo oportunidad que tienen las distintas escuelas de coaching ontológico que existen, por una parte indicarles a sus alumnos el tipo de abordarje para el cual se están formando, y por otra, generar la formación haciendo la distinción.

Para mí, el Coaching Ontológico es muy potente en las Organizaciones si se desarrolla desde una aproximación de Business-Coaching, y para esto, los coaches ontológicos deben tener, tanto distinciones de Business Coaching, como expertise en el uso de herramientas y modelos de conversaciones organizacionales, tales como el GAPS, para alinear brechas, el GROW, para el establecimiento de claro de objetivos, el ITC o Inmunidad al Cambio, para desbloquear las trabas que impiden el logro de los procesos de cambio, el BEST, para dar feedback,  utilizar Assessmentes como el HOGAN, MBTI, Human Sinergistics, Denison, Kaplan Devris, por mencionar algunos de los más usados en el mundo.
Además, existe otra gran distinción entre Life Coaching y Business Coachin: la cantidad de participantes en el proceso. 
a) En Life Coaching solo hay dos: El Cliente (coachee) y el Coach.  
b) En Business Coaching hay al menos 3: El Cliente, quien contrata el servicio, el Coachee, quien recibe el servicio, y el Coach, generándose así, una dinámica muy distinta a la de Life Coaching, lo cual tampoco es enseñado.

Hay mucha confusión al respecto entre los mismo coaches ontológicos, e incluso algunos me han señalado, que no se puede hacer Coaching Ontológico en las empresas; como indiqué hace un rato, ¡lo que no se puede hacer en las empresas es Life-Coaching "Ontológico"!. Por eso la importancia como Coach Ontológico, de tener clarísima esta distinción.

3. Que los Gurus se destruyan entre sí si quieren. Nosotros apoyemos a nuestros clientes
Si bien imagino que cada uno tiene su postura, visión, e interpretación de lo ocurrido en estos "rounds entre gurus", lo importante aquí es hacer bien el trabajo como Coach Ontológico; es nuestra responsabilidad dar un buen servicio en el mercado, más allá de los dimes y diretes entre los "de arriba".
Así como Newfield me llevó a conocer el Life-Coaching Ontológico, proceso del cual estoy muy agradecido, pues mucho de lo que soy hoy viene de dicha experiencia, agradezco haber tenido una formación ontológica con enfoque organizacional previo, pues es en ese mundo en el cual yo decidí trabajar.
Entonces, a todo coach ontológico que desee ejercer en el mundo de las organizaciones, le sugiero:

a) No haga Life-Coaching en un entorno Organizacional, ejecute Business Coaching. 
Por ejemplo, no ponga ni incienso en la oficina de su coachee, ni le pida a su cliente que le pregunte a la luna sobre como resolver su problema.

b) Adquirir conocimiento en Ontología Organizacional: por ejemplo, existen muchos más tipos de conversaciones que las cuatro que aparecen en la "Ontología del Lenguaje", tales como, la Conversación de Anticipación de Quiebres, o la Conversación de Anticipación de Posibilidades. Conversación para la Gestión del Cuidado Organizacional, la Conversación Ontológica para Resolver Conflictos, y otras, como también existen procesos de para Gestionar Ontológicamente los proyectos.
(Llevo 3 años haciendo el curso "Ontología Organizacional" en el MBA de la Usach, con la gran aceptción y asombro de todo lo que es posible desde ese approach, de parte de los alumnos).

b) Aprender modelos y herramientas de Business Coaching como los que indiqué inicialmente: GROW, GASP, BEST, ITC, otros.

c) Utilizar herramientas de Assessment Organizacional o Ejecutivo.

c) Aprender a distinguir entre Problemas Técnicos y Desafíos Adaptativos. Para esto le sugiero leer o, "Liderazgo sin respuestas fáciles" o, "Liderazgo sin límites", ambos de Ronald Heifetz. Para los Técnicos están los expertos y los consultores especialistas, para los Adaptativos, estamos los coaches.

d) Más allá de Maturana, Flores o Echeverría, aprender por ejemplo, sobre los estudios e investigaciones de otros "Gurus"; le dejo uno, Chris Argyris (fuente original del modelo OSAR).

Que al Coaching Ontológico le vaya bien, no es responsabilidad ni de Maturana, Echeverría, Flores o Olalla, sino de cada uno de nosotros, coaches ontológicos, de prepararse y de exigir que otros colegas hagan bien la pega.

Finalmente, recuerde que SER es una posibilidad, al igual que una semilla de trigo tiene todo el potencial para convertirse en Trigo, una empresa o un ejecutivo tienen todo el "ADN" para llegar a SER el potencial que tienen....   ...tú como Coach Ontológico, puedes ser un gran apoyo.